BUSCAR

«Mujer» Capítulo 53: Sarp se enfrenta a su destino al entregarse a Nezir

«Mujer» Capítulo 53: Sarp se enfrenta a su destino al entregarse a Nezir

En el capítulo 53 de «Mujer», con Bahar, Piril y todos sus hijos en manos de Nezir, Sarp no tiene otra elección que presentarse en la mansión de Nezir. 

«Mujer» Capítulo 52: La amenaza de Nezir está más presente que nunca

«Mujer» Capítulo 51: Cara a cara entre Bahar y Sarp

En el capítulo anterior, la situación para Sarp, Bahar, Nisan y Doruk se ha complicado al máximo en la casa-refugio. Suat les ha dejado sin protección al quitar a los guardaespaldas y las provisiones escasean. Por eso, Sarp ha tenido que salir a comida. Lo que aún desconocen es que Nezir ha descubierto el lugar donde se encuentra ese escondite y ha puesto ya en marcha la operación. Él mismo ha salido de su mansión para ocuparse personalmente de matar a Sarp. De regreso al refugio, Sarp intenta contactar con Piril. Quiere contarle que su padre le ha retirado a los guardaespaldas. Ella, que ve la llamada, no responde. Sarp va a insistir escribiendo un mensaje mientras conduce, una grave imprudencia que termina en un terrible accidente.

Capítulo 53

Doruk escucha cómo un coche llega a la casa-refugio. Pensando que es su padre, sale corriendo a recibirle. Sin embargo, quien abre la puerta es Nezir junto a todos sus hombres El niño, impactado, empieza a correr para advertir a Bahar. Sin embargo, antes de que pueda articular palabra, el propio Nezir aparece preguntando por Sarp. Ninguno sabe que ha sufrido un terrible accidente en la carretera. Nezir registra la casa mientras mira fijamente a Bahar a los ojos. Nisan y Doruk se escoden detrás.

Sarp ha conseguido sobrevivir al accidente de coche. A pesar de sus heridas, especialmente graves en una pierna, ha conseguido salir del vehículo y caminar hasta llegar a la casa-refugio. Allí le esperan las peores noticias. Entra buscando a Bahar y a sus hijos. Sin embargo, nadie responde. La casa está vacía. Poco a poco, empieza a preocuparse y a desesperarse. Finalmente, en el salón encuentra una nota. Es de Nezir. Y le revela lo que ha hecho con Bahar, Nisan y Doruk: se los ha llevado a su mansión. Para salvarles, tendrá que enfrentarse cara a cara con la persona que quiere acabar con su vida.

Piril abre su móvil y descubre una llamada de Sarp a la que no presta atención. Sin embargo, entra en pánico cuando ve su mensaje: descubre que ha tenido un accidente y que Bahar y sus hijos se encuentran solos en la casa porque Suat les retiró a los guardaespaldas. Rápidamente, llama a su padre para que vuelva a mandarles protección. Ella misma va a ir a buscar a Sarp. Sin embargo, cuando sale de su habitación, contempla una escena dantesca: todos sus guardaespaldas están en el suelo. La camarera había envenenado su té.

De repente, escucha que alguien llega en el ascensor. Piril se encuentra con la peor de sus pesadillas: cara a cara con Nezir. Tras el secuestro de Bahar, Nisan y Doruk, acaba de completar su ‘jaque’ a Sarp.

Ha llegado el momento más temido, el que siempre quiso evitar. Sarp se entrega a Nezir, aunque eso suponga su muerte. Con Bahar, Piril y todos sus hijos en sus manos, no le queda otra salida que enfrentarse a su destino. Nezir no ha dejado ningún cabo suelto. Primero fue hasta la casa-refugio donde Sarp se escondía con Bahar, Nisan y Doruk. No encontró a su objetivo, sin saber que había sufrido un accidente de coche, pero sí le arrebató las tres cosas que más quería. Después, fue al hotel donde Piril había vuelto a alojarse, justo cuando ella iba a ir al rescate de Sarp. De esta forma, ella y sus gemelos también quedaban secuestrados.

Deja un comentario