BUSCAR

«Mujer» – Capítulo 34 ¿Se encontrará Bahar con Sarp? – Esta noche en Antena 3

«Mujer» – Capítulo 34 ¿Se encontrará Bahar con Sarp? – Esta noche en Antena 3

«Mujer» vuelve esta noche a Antena 3 con la emisión de la segunda parte del Capítulo 34. ¿Se encontrará Bahar con Sarp? Los indicios de que su marido sigue vivo aumentan. No te pierdas lo que te espera a las 22:45.

«Mujer» – Temporada 2 Capítulo 33 esta noche en Antena 3

«Mujer» Capítulo 32 (Parte 2) – Ultimo capítulo de la Temporada 1

Capítulo 34 (Primera Parte)

Sin pretenderlo, el descuido de Jale al pronunciar el nombre de Sarp ha hecho abrir la caja de los truenos. Bahar empieza a sospechar que el hombre que Doruk vio en el hospital sí era su padre. Para convencerla de que no era él, Hatice se inventa que el hijo de su frutero se llama igual y que, por su amistad con Enver, acudió a visitarle al hospital. Sin embargo, Bahar ya desconfía de todo. Por eso, obliga a su madre a ir juntas a por las respuestas que necesita. ¿Qué es lo que encuentra? El resultado puede ser más descorazonador de lo que pensaba.

Dicha búsqueda llevará a Bahar a reencontrarse con Sirin. El cruce de miradas, gestos y amenazantes palabras entre hermanas caldeará aún más el ambiente tan tenso que viven las dos en una cena dedicada a Enver, con la presencia de todos sus allegados.

Arif ya no quiere ocultarlo más: confiesa a su padre que está perdidamente enamorado de Bahar. Y no sólo eso: desea casarse con ella. Sin embargo, lo que él no sabe es que Bahar está empezando a desconfiar por lo que pueda saber sobre todo el misterio sobre Sarp. Por eso, esta vez ha decidido llevar ella a sus hijos al colegio en vez de dejar que lo haga él como suele desde que su enfermedad está tan avanzada.

Piril y Sarp viven en peligro de muerte desde el mismo día en que se conocieron. Aquella noche, los dos se arriesgaron por salvar la vida del otro: ella le rescató del mar, él se enfrentó al hombre que la apuntaba con una pistola. En ese forcejeo entre Sarp y Mert, el exnovio de Piril, el arma se disparó. Sarp no lo pretendía pero acabó matando a Mert. Y los hombres del grupo mafioso al que pertenecía ahora le persiguen. ¿La primera consecuencia? Han incendiado la casa de Piril.

La doctora Jale alerta a Bahar de que tienen que proceder al trasplante cuanto antes, pero tiene una noticia aún peor: la médula de su otra hermana tampoco es compatible.

Sinopsis Capítulo 34 (Segunda Parte)

Jale, que se ha sincerado con Bahar y le ha dejado claro que su única esperanza de vida es Sirin, necesita que tanto Bahar como Hatice aguanten días sin alterar a la joven. No despertar su ira es clave.

Paralelamente, el misterio alrededor de Sarp no da tregua y entra en juego un hombre tatuado y aparentemente peligroso. Suat y Viril temen que sea el hombre del que han estado huyendo desde el principio. ¿Quién es Nezir? Sin duda, es la persona a la que más deben temer Sarp y Piril. Ha hecho creer a todos que se encuentra en estado vegetativo tras una hemorragia cerebral, incluso a su exmujer, que lleva cuatro meses sin verle. No se lo permiten. Permanece protegido en su habitación. Sin embargo, está en plena forma. Y prepara en secreto su venganza. Mert, el exnovio de Piril, era su hijo. Sarp, tras matarle, es su principal objetivo.

La lucha de Bahar contra el reloj ha llegado a su punto más crítico. Necesita el trasplante de forma urgente. Tras llevar a los niños al colegio, ya no le quedan apenas fuerzas ni para subir las escaleras hasta su casa. Consciente de su debilidad, llega hasta la puerta de Ceyda para pedir ayuda. Pero su vecina no está, tampoco Yeliz. Las dos están con Arif en el bazar vendiendo las camisas, algo que no le han contado para no preocuparla. En esa total soledad, Bahar siente cómo su vida se le está escapando. No es capaz ni de ir a recoger a sus hijos al colegio. Todas las alarmas se encienden.

mujer-1x34

A continuación, Enver discute con Sirin, una pelea entre padre e hija que podría provocar que todo se vaya al traste. Es entonces cuando la hermana de Bahar se va de casa, Sirin ha recurrido a su nuevo aliado: Suat. Quiere buscar su protección y cobijo. Al llegar a sus oficinas, se cruza con Munir e, inesperadamente, le comenta cuándo se conocieron. No fue en el aún reciente secuestro. Ellos ya se habían visto antes, justo tras la aparente muerte de Sarp. Él fue hasta su casa preguntando por Bahar, pero fue Sirin quien abrió la puerta. Y lo que le dijo tuvo unas consecuencias que hoy todos siguen pagando: fue ella quien se inventó que Bahar, Nisan y Doruk habían muerto.

Parecía inevitable: era cuestión de tiempo que Hatice o Enver acabaran encontrando el sobre con el dinero con el que Suat recompensó a Sirin por su ayuda. Ha sido su padre el que lo ha encontrado de forma casual. Por supuesto, le pregunta su procedencia. Sirin, una vez más, decide mentir. No puede decirle que lo recibió por traicionarle cuando se reunió con Sarp. Pero Enver ya sabe detectar cuándo su hija le engaña. La discusión entre los dos sube de tono y ella encuentra la excusa perfecta para marcharse de casa. Lo va a hacer en el peor momento, sin saber la gravedad de la salud de Bahar y que ella es la única donante compatible. Pero, con Sirin a la fuga, la última esperanza de Bahar desaparece.

“He pensado que le conviene ser mi amigo”, de esta forma se ha presentado Sirin delante de Suat en su oficina. Busca su protección y cobijo tras haberse marchado de casa después de una fuerte discusión con Enver. Suat se muestra sorprendido pero también abierto a lo que la joven pueda darle a cambio: información, secretos, datos confidenciales. Por ejemplo, saber que Sarp y Bahar están cada vez más cerca de reencontrarse, o que Doruk asegura haber visto a su padre. Con estas credenciales, Suat no tiene dudas. Da la bienvenida a Sirin como su invitada personal.

La realidad no le da tregua a Enver, a pesar de que necesita total tranquilidad tras su reciente operación por el ataque al corazón. Acaba de tener una fuerte discusión con Sirin por la que ella decide marcharse de casa. Y, justo en ese momento, le llama Hatice preguntando por su hija. Hatice va camino del hospital con la incertidumbre del estado de salud de Bahar y sabiendo que sólo Sirin puede salvar su vida con el trasplante. Por eso, saber que se encuentra en paradero desconocido añade aún más preocupación. El timbre de la puerta les interrumpe la llamada. Enver recibe una inesperada visita. Le pondrá a prueba.

Deja un comentario