BUSCAR

Filmin estrena la serie ‘Surcando los cielos’

Filmin estrena la serie ‘Surcando los cielos’

Filmin estrena este martes 9 de marzo la serie ‘Surcando los cielos’, la superproducción holandesa más cara de la historia del país.

«Mujer» Capítulo 56: Nezir ahora tiene una enemiga más: Kismet

«Snowpiercer: Rompenieves» Temporada 2 Capítulo 7: Our Answer for Everything

La serie más cara de la televisión holandesa -con un presupuestos de ocho millones de euros – vuela hasta el año 1919 para conocer la turbulenta relación entre Albert Plesman y Anthony Fokker, dos pioneros que revolucionaron el mundo de la aeronáutica pese a sus diferencias.

Los ocho capítulos de ‘Surcando los cielos’ abarcan todo el periodo de entreguerras, y en 50 minutos por episodio descubre cada uno de los ángulos de algo tan apasionante como los orígenes de la aviación, desde el desarrollo de la primera avioneta hasta la consolidación del imperio aéreo.

Surcando los cielos © Filmin
Surcando los cielos © Filmin

El productor Idse Grotenhuis comenta que “lo más difícil fue recrear los aviones porque la mayoría ya no existen“. “Para ello tuvimos que mezclar distintas técnicas: reconstrucción, maquetas y efectos digitales“, añade. ‘Surcando los cielos’ cuenta con el galardonado director Joram Lürsen y el prestigioso equipo de guionistas de Winchester McFly, la sala de guionistas responsable de grandes éxitos del cine y la televisión holandesa como ‘El banquero de la resistencia’ o las series ‘Ares’ o ‘Riphagen, el carnicero holandés’ en (Filmin).

El actor Daan Schuurmans da vida a Albert Plesman y Fedja van Huêt a Anthony Fokker.

‘Surcando los cielos’ – Sinopsis

Serie de aventuras sobre la rivalidad que mantuvieron durante dos décadas dos hombres apasionados por la aviación: el recto padre de familia Albert Plesman, director de la KLM (la principal aerolínea holandesa) y el vividor y mujeriego Anthony Fokker, famoso piloto y fabricante de aviones.

‘Surcando los cielos’ viaja a los días posteriores al final de la Primera Guerra Mundial, donde Albert Plesman, director de la KLM, confía en el poder de la aeronáutica para evitar que se pueda repetir una nueva guerra de trincheras. Él es un recto padre de familia, puritano y formal, pero para cumplir su objetivo debe acercarse al piloto y fabricante de aviones Anthony Fokker, un verdadero vividor que era el equivalente a un ‘celebrity’ de la época. Pronto las desavenencias y encontronazos entre ambos son constantes a pesar de estar condenados a entenderse y trabajar por un objetivo común.

Una crónica de la relación, necesaria pero terriblemente complicada, que mantuvieron entre 1919 y 1939 el director de la KLM, Albert Plesman, y el piloto y fabricante de aviones, Anthony Fokker, en unos años en que Holanda iba a definir su papel en la aviación mundial durante el periodo de entreguerras.

Deja un comentario