Todo es posible en Sudáfrica: Stellenbosch y la Ruta del vino - magazinespain.com
BUSCAR

Todo es posible en Sudáfrica: Stellenbosch y la Ruta del vino

Todo es posible en Sudáfrica: Stellenbosch y la Ruta del vino

Por Vanessa Pragasam Vanessa Pragasam

Todo es posible en Sudáfrica: Parque Kruger

Todo es posible en Sudáfrica: Ciudad del Cabo

Todo es posible en Sudáfrica: Table Mountain y Península del Cabo

Ciudad del Cabo se está convirtiendo en una de las ciudades de moda para el turismo, no sólo por los paisajes que cortan la respiración y el azul de sus playas salvajes sino porque además, tiene una cultura vinícola capaz de seducir al sibarita más exigente.

En el que a mi parecer es uno de los rincones más bellos del mundo, se encuentra la Ruta de los Viñedos: 18 posibles rutas oficiales con personalidad propia que convierten el lugar en el perfecto para los amantes del vino. Las mejores bodegas se encuentran en Constantia, la más cercana al centro de la ciudad, Paarl, Franshhoek y Stellenbosch.

Mapa-Stellenbosch

Día 8: Después de subir al Table Mountain, nos decantamos por recorrer algunos de los viñedos de Stellenbosch. A unos 50 km de Ciudad del Cabo, Stellenbosch es el segundo asentamiento europeo más antiguo de Sudáfrica, después de Ciudad del Cabo pero, en cuanto a vino se refiere, es para Sudáfrica como Napa para California. Esta ciudad universitaria que a pesar de su herencia conserva la universidad más antigua de Sudáfrica, ofrece infinitas actividades para los más gourmet, los amantes de la naturaleza, el apasionado del arte y la cultura y para los expertos (y no tanto) en vino.

Dejamos las maletas en el Coopmanhuijs Boutique Hotel & Spa ubicado en el corazón histórico y os vamos directamente de vinos…

Suelos ricos, inviernos lluviosos y veranos cálidos proporcionan el terroir perfecto para el cultivo de vinos exquisitos en Stellenbosch. Hay cinco subrutas que facilitan la exploración de la zona: Greater Simonsberg, Stellenbosch Berg, Heidelberg, Stellenbosch Valley y Bottelary Hills, cada zona con vinos, climas y encanto únicos. Es difícil decidir qué ruta y qué viñedo escoger, por eso nos dejamos aconsejar por el hotel. Heidelberg fue la ruta elegida.

Hidden Valley

Una bodega de arquitectura moderna que utiliza elementos naturales de roca y madera. La bodega está rodeada de viñedos, olivares, huertos de almendros y jardines fynbos. Aquí podréis disfrutar, además de sus espectaculares vistas, de catas de vino maridado con chocolate, diseñado para mejorar los sabores en sus vinos y educar el paladar a diferentes texturas y sabores inusuales; catas con bandeja de quesoso de su restaurante Overture, con tres estrellas en la Guía de restaurantes de Rossouws. Nosotros hicimos una cata con 5 de sus vinos y una magnífica tabla de quesos.

Ernie Els

Como uno de los principales embajadores sudafricanos y una de las caras más reconocidas en el mundo del deporte, Ernie Els ha demostrado su pasión por la excelencia. Gracias a sus múltiples viajes alrededor del mundo, Ernie ha podido degustar algunos de los mejores vinos del mundo por ello, en 1999 decidió seguir esta pasión por el buen vino abriendo Ernie Els Wines y haciendo de Stellenbosch el hogar de sus vinos. Los vinos que produce varían según el año, pero tienden a ser predominantemente tintos: Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot aunque también produce Sauvignon Blanc, un Rosado Syrah y un Chenin Blanc. 

 

Ernie-elss

Disfrutar de una copa de Cabernet Sauvignon o de un buen Merlot con unas vistas que cortan la respiración, no tiene precio.

Rust en Vedre

No solo fue la primera bodega en especializarse en la producción de vino tinto, especialmente en Shiraz, Cabernet y Merlot, sino que también es , a mi parecer, una de las mejores. Su impresionante reputación llevó al fallecido presidente Nelson Mandela a seleccionar los vinos de esta bodega como los únicos para ser servidos en varias cenas estatales, incluida la cena de celebración por haberle sido otrorgado el Premio Nobel de la Paz. Además, en el año 2000 fue nominado como el primer vino tinto sudafricano en situarse entre los 100 mejores vinos del mundo. Además de poder hacer una cata en sus magníficos jardines o en su bodega, podéis cenar en su restaurante, considerado como uno de los mejores de Sudáfrica.

Nosotros sólo hicimos una cata de 4 vinos por R60 (3,50€) porque después de todo el día probando vinos, estábamos ya saturados, por no decir otra cosa…

Por la tarde damos un paseo por el centro. Stellenbosch es una ciudad elegante e histórica con una majestuosa arquitectura holandesa, georgiana y victoriana. Hay que dedicarle una tarde a recorrer sus callejuelas, ver el hotel más antiguo de Sudáfrica, el Oude Werf y entrar en alguna de sus múltiples galerías de arte. 

Por la noche disfrutamos de una comida típica sudafricana en Helena´s Restaurant situado en nuestro hotel.

La Ruta del Vino de Sudáfrica está entre las más pintorescas del mundo. Si sois amantes del vino, aquí podréis degustar la gran diversidad de vinos que se cultivan en la zona acompañados de chocolate, quesos, aceites o los ricos embutidos sudafricanos pero sobre todo, rodeado de unos paisajes que hacen que este lugar sea lugar tan especial. Nosotros volvimos enamorados de Stellenbosch pero hay muchos viñedos espectaculares por conocer…Es la excusa perfecta para volver.

Día 9: Hoy empezamos la Ruta Jardín un recorrido paisajístico y cultural único que va hasta Port Elizabeth pero como es una ruta que tiene mucho que contar, lo haré en el próximo artículo. ¡¡Nos vemos pronto!!

Todo es posible en Sudáfrica: Hermanus, Gansbaai y Cabo de las Agujas

loading...

Deja un comentario