BUSCAR

Rocío Flores pide reconciliarse con su madre: “La echo mucho de menos”

Rocío Flores pide reconciliarse con su madre: “La echo mucho de menos”

Rocío Flores pide reconciliarse con su madre ante el puente de las emociones en “Supervivientes 2020”: “La echo mucho de menos“.

Las lágrimas de Lara Álvarez al escuchar el duro pasado de Elena Rodríguez

El retoque estético que Rocío Flores se hará cuando salga de ‘Supervivientes’

Te han hecho muchas preguntas, y yo hoy te ofrezco silencio“, le decía Lara Álvarez a Rocío Flores ante el cruce del puente de las emociones. Y, a pesar de que la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco se había mostrado dubitativa respecto a hacerlo por la exposición emocional que implica, finalmente lo hizo.

Rocío Flores en el puente de las emociones - Supervivientes 2020 © Telecinco
Rocío Flores en el puente de las emociones – Supervivientes 2020 © Telecinco

El primer peldaño llevaba inscrita la palabra culpa y la joven no dudó al expresar qué la hacía sentir culpable “cada día”, al levantarse: “No haber podido estar con mi hermano ni haberle ayudado cuando más necesitaba“, dijo entre lágrimas. Y añadió: “También me culpo mucho por no conseguir que haya esa conexión, ese punto de inflexión entre dos personas, la impotencia era desgarradora. Y ya no por mí, sino por el pequeño que venía detrás“, comentó en una clara alusión a la separación entre sus padres.

“Le pediría perdón a mi hermano por no haber estado ahí”

También le dedicó unas bonitas palabras a su hermano David en el siguiente concepto a desarrollar, el del perdón: “Le pediría perdón a mi hermano por no haber estado ahí, y a mi padre, porque en la etapa más dura que hemos vivido en casa no supe estar a la altura como hija. Enfadarme e irme a la cama sin pedirle perdón, decirle ‘te quiero’, o darle un beso… en Supervivientes lo pienso constantemente“.

Rocío Flores en el puente de las emociones - Supervivientes 2020 © Telecinco
Rocío Flores en el puente de las emociones – Supervivientes 2020 © Telecinco

Entonces Lara Álvarez le preguntó si alguien debería disculparse con ella: “No tengo que perdonar a nadie. Somos mayores y sabemos lo que hacemos. Siempre pienso más en los demás que en mí misma, y no creo que me tengan que pedir perdón por nada en concreto“.

Después, le llegó el turno de hablar del arrepentimiento. “Cambiaría el hecho de no haber exteriorizado muchas cosas que me han pasado a lo largo de la vida, de no haber pedido ayuda y de no hacer ver que había un problema y callármelo para que mi gente no sufriera“.

“Echo de menos a mi madre”

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

¿Os habéis emocionado con @rotrece? 😢💔 ¿Qué os ha parecido su “Puente de las emociones? #TierraDeNadie13

Una publicación compartida de Supervivientes (@supervivientestv) el

Pero, sin duda, fue el último peldaño el más duro para Rocío, el distanciamiento. “Con mi madre. Llevar tantísimos años sin tener relación, el fracaso absoluto en cada intento de acercamiento… ver la relación que puede tener mi padre con su madre o mis amigas con sus madres es muy doloroso, porque el tiempo se ha ido y no vuelve“. Y añadió: “Echo de menos a mi madre. Tener un problema y saber que tienes a tu padre pero que no esté la otra parte… tengo a Olga, que es como si fuera mi segunda madre, pero siempre faltará la otra parte“.

En este momento la presentadora quiso saber cómo veía ell la relación con su madre en un futuro, si era posible un acercamiento. “Por mi parte sí, ya lo he intentado. Sobre todo por David (su hermano pequeño), pues yo ya soy mayor“.

“Me siento mal, estoy cansada de guerras”

Desde el plató Carlos Sobera le insistió si sentía que debía disculparse por algo en concreto. A lo que Rocío respondía: “No. Dentro de las posibilidades que se me han dado, siempre he mirado por el bien de todos. Ella no ha dado el paso. Es tan sencillo como levantar el teléfono. No sé, Carlos, no quiero hacer daño a nadie, ya me pesa mucho esto. Me siento mal, estoy cansada de guerras. Lo único que quiero es arreglar las cosas.”

Además, Rocío daba a entender que había una tercera persona por la cual su madre no la llama. Era la colaboradora Nagore Robles, desde el plató, quien le ayudó a ponerle nombre: Fidel Albiac, la pareja actual de Rocío Carrasco. Por su parte, la exconcursante Yiya hizo una reflexión que daba a entender que Flores estaba echando balones fuera: “En la vida hay personas que quieren y otras que no, y no hay excusas. Echarle la culpa al novio de la madre es no querer ver las cosas como son.”

Deja un comentario