BUSCAR

«Mujer» Capítulo 41 – ¿Qué sucede tras el reencuentro entre Bahar y Sarp? – Esta noche en Antena 3

«Mujer» Capítulo 41 – ¿Qué sucede tras el reencuentro entre Bahar y Sarp? – Esta noche en Antena 3

«Mujer» vuelve a Antena 3 con la segunda parte del capítulo 41. La trascendental decisión de Sarp para salvar las vidas de Bahar y sus hijos. No te lo pierdas a partir de las 22:45.

«Mujer» Capítulo 40 – Bahar abre la puerta a Sarp

«Mujer» Capítulo 39 – Esta noche en Antena 3

Capítulo 41 (primera parte) – Mejores momentos

Sarp planificó su visita al piso de Bahar tras descubrir que estaba en peligro. Munir se reúne con Sarp: tiene que informarle de que los hombres de Nezir han empezado a vigilar la casa de Bahar y los movimientos tanto de ella como de sus hijos. También le cuenta que son dos los vigilantes: a uno ha conseguido ‘comprarle’ para que les delate pero el otro es un asesino imposible de sobornar.
mujer-2x41-2

Sarp se teme lo peor. Por eso, decide ir a ver a Bahar para advertirla del peligro que corren. Sería su esperado reencuentro. El que ocurrió cinco horas más tarde…

Han pasado muchos años y al final ha llegado el temido y ansiado momento: Bahar y Sarp se han reencontrado. Es el mayor impacto de su vida. Ahora que ambos están cara a cara, ha llegado la hora de confesarse todo lo ocurrido. Nada volverá a ser igual para ninguno de los dos.

Todo cambia para Bahar. Para sus hijos, para Sarp, para todos. Para Arif, ya nada será igual. Su mundo también colapsará. Y para Sirin, que lleva años tejiendo macabras maniobras, tampoco. Es la hora de dar un nuevo giro a toda su historia.

El momento feliz del reencuentro entre Bahar y Sarp se acaba demasiado pronto y de forma abrupta e incomprensible para ella. No entiende que él tenga que marcharse y le suplica que se quede: “Si te vas, me volveré loca”. Sin embargo, él es consciente de que cada minuto de más que permanece allí es un riesgo. Los hombres de Nezir pueden descubrir que se encuentra en esa casa. Justo antes de marcharse, aparece Doruk, que se ha despertado. Bahar le confirma a Sarp lo que él sospechaba: que es su hijo.

Innumerables preguntas se concentran en los pensamientos de Bahar tras haber visto a Sarp. Ha podido abrazarle pero él ha tenido que marcharse de forma repentina. Eso sí, ha prometido regresar. Ante esta situación tan incierta, Bahar reúne a todos sus seres queridos para obtener respuestas. Exige saber la verdad “paso a paso”: cómo se salvó, por qué no volvió a casa… Enver comienza a hablar. También Ceyda. Uno a uno, parecen contarle lo que saben.

Piril se ha convertido en la única esperanza de Sirin para que Sarp no regrese al lado de Bahar. Ella es ahora la única que posee las fotos que tanto necesita, después de que Enver y Hatice destruyeran su móvil. Para convencer a Piril, Sirin intenta hacerla ver que esas imágenes son también lo único que puede salvar su matrimonio con Sarp. Además, la amenaza con desvelarle que ya sabía que Bahar, Nisan y Doruk estaban vivos. ¿Cederá Piril al chantaje de Sirin?

Capítulo 41 (Segunda parte)

Bahar no dudará en mostrar todo su enfado, confusión y frustración a Enver, Hatice, Ceyda y Yeliz por ocultar que Sarp estaba vivo. De culpa tampoco se librará Arif, que ya llevaba tiempo atormentado, triste y arrepentido.

Arif lleva tiempo sospechando de las intenciones de sus nuevos vecinos en Tarlabasi. Ha comprobado que están todo el rato observándoles desde la ventana, espiándoles, y que especialmente están atentos al piso de Bahar. Por eso, decide invitar a un té a uno de ellos. Es justo el hombre al que Munir ha sobornado para que no delate a Sarp si visita a Bahar. Sin embargo, sigue siendo peligroso y las preguntas de Arif le molestan. Investigarles podría estar poniendo al propio Arif en peligro.

Piril y Sarp tienen la conversación más sincera. Ella necesita saber en qué punto se encuentra su matrimonio y si corre peligro. Y él reconoce abiertamente que le gustaría volver con Bahar y con sus hijos Nisan y Doruk. Pero añade que hay algo que se lo impide. Sarp le explica que se hizo unas fotos muy comprometidas con Sirin, sin saber que la propia Piril es quien ahora las posee. Por eso, ella le pregunta: “¿Y si esas fotos no existieran?”. La respuesta de su marido la hace comprobar hasta qué punto tiene el poder para retenerle. ¿Acabará usando esas fotos? ¿Se las reenviará a Sirin para salvar su matrimonio?

Deja un comentario