BUSCAR

«Mujer» Capítulo 40 – Bahar abre la puerta a Sarp

«Mujer» Capítulo 40 – Bahar abre la puerta a Sarp

Antena 3 emitió anoche la segunda parte del Capítulo 40 de “Mujer”. El ansiado momento del reencuentro: Bahar abre la puerta a Sarp. No te pierdas los mejores momentos. 

«Mujer» Capítulo 39 – Esta noche en Antena 3

«Mujer» Capítulo 38 – Sarp vuelve a ver a Bahar

mujer 2x40

Capítulo 40 Primera Parte (Mejores momentos)

Bahar sigue dando gracias a la vida por la nueva oportunidad que está teniendo al haber superado su enfermedad. Por eso, con todos reunidos en su casa, decide anunciarles que va a imponer tres reglas.

La primera de ellas será bailar al menos un minuto al día. La segunda será reír, a pesar de todos los disgustos que surjan. La tercera y última regla es la que provoca un delatador silencio en todos: la sinceridad. Con el secreto de Sarp en la mente de cada uno de los presentes, será lo más difícil de conseguir en esa casa.

Nezir sigue pensando en la forma de dar con Sarp. Cuando sus hombres perpetraron la masacre en la casa del lago, Piril y sus hijos no estaban. Sin embargo, el hecho de que Suat pensara que les había secuestrado le ha dado una clave. Azmi, que en su momento sirvió para Suat y guarda afecto por Piril, le ofrece una alternativa. Dado que Piril tiene muchos más guardaespaldas y se encuentra en paradero desconocido, propone que Bahar y sus hijos pueden ser un blanco mucho más asequible.

Munir informa a Sarp de que los hombres de Nezir están vigilando la casa de Bahar, y de que la tienen a ella y a sus hijos en el punto de mira. Por eso, le recomienza que no vaya por allí, ya que supone una gran amenaza para él mismo y también para su “antigua familia”. Esas dos palabras, esa forma de referirse a su anterior vida, irritan a Sarp, que responde enfurecido a Munir.Siguen siendo mi familia”, le dice, y lo repite sin importarle que Piril esté delante. Este nuevo desplante es un nuevo puñal al corazón de su mujer.

Sirin, alojada en la mansión de Suat, recibe una inesperada visita: la de Hatice. Su madre quiere que regrese a casa. Parece arrepentida de lo que sucedió y se disculpa por haber dejado que Enver la echara. Aún enfadada, Sirin pregunta si su padre también está de acuerdo con que vuelva. Hatice le asegura que sí, que han hablado y es una petición de los dos. Sin embargo, Hatice le está ocultando algo a Sirin: el verdadero objetivo de esas disculpas.

Sinopsis Capítulo 40 Segunda Parte

Enver y Hatice han conseguido que Sirin regrese a su casa. Sin embargo, no lo han hecho porque estén arrepentidos de haberla echado. Lo que realmente quieren es poder robarle el móvil para poder eliminar sus fotos íntimas con Sarp. Temen que su hija, en un arrebato, se las envíe a Bahar. Por eso, Hatice se adentra en el dormitorio de Sirin mientras duerme y consigue hacerse con el teléfono. Enver cree saberse la contraseña pero acaba bloqueando el terminal. Ya sólo queda una salida: destruirlo.

Sirin entra en shock cuando ve lo que sus padres han hecho con su móvil: no sólo se lo han robado, también lo han destruido. Cuando Enver y Hatice le dicen que lo han hecho para que sus fotos íntimas con Sarp no lleguen a manos de Bahar, se inventa una nueva mentira. Les asegura que era para proteger a su hermana, aunque su explicación no convence a su padre. Además, Enver reconoce que nunca quiso que volviera a casa. Y comete un desliz al revelar su intención de que Bahar y sus hijos se instalen allí. Sirin reacciona con furia y una amenaza: “De aquí no me muevo”.

Bahar tiene al fin la conversación pendiente entre madre e hija con Nisan. Ha llegado el momento de contarle que va a casarse con Arif. La niña, que en ese momento no reacciona ni se opone, estalla en el coche de Arif, que ha ido a recoger a los niños al colegio. Nisan empieza a llorar desconsoladamente. Arif se preocupa por el berrinche, aunque aún más por el motivo: la pequeña repite incansablemente que su padre es Sarp. Sin duda, surge el mayor obstáculo en la relación entre Arif con Bahar.

La historia de amor entre Bahar y Arif termina. Los dos se rinden ante tantos obstáculos, aunque el definitivo ha sido comprobar que supone un disgusto para Nisan. Para Bahar, sus hijos siguen siendo lo prioritario. Arif, con el corazón roto, ve cómo ella le devuelve su anillo de compromiso. Su relación acaba, casualmente a escasas horas de que descubra que Sarp sigue vivo.

Ha llegado el momento más esperado, el más temido, el más ansiado. Enver está a punto de revelar a Bahar que Sarp está vivo. Intenta hacerlo con delicadeza, aunque ella se enfada al descubrir que todo su entorno conoce ese secreto. Mientras, alguien sube las escaleras de su portal. Es Sarp. A pesar de todos los peligros que supone ante la amenaza de Nezir, ha decidido dar el paso. Suena el timbre. Bahar se levanta y camina hacia la puerta. La abre y se queda paralizada: está viendo a Sarp. Está descubriendo con sus propios ojos que no murió, que sigue vivo. Y está delante de ella. Tantos años después, ha ocurrido un milagro.

Deja un comentario