BUSCAR

“Mi hija” Capítulo 24: Öykü recupera la memoria

“Mi hija” Capítulo 24: Öykü recupera la memoria

«Mi hija» regresa este domingo a Antena 3 con la emisión del capítulo 24. La pequeña recupera la memoria ante la atenta mirada de Demir. No te lo pierdas a partir de las 22:00.

“Mi hija” Capítulo 23: Öykü recuerda a su tía con gran alegría

“Mi hija” Capítulo 22: Öykü vuelve a sufrir los estragos de su enfermedad

Capítulo 24

A pesar del ultimátum que Candan lanzó a Zeynep, la tía de Öykü se ha atrevido a llevar a la pequeña al encuentro de Cemal.Cuando vuelven los tres en el coche de Cemal se encuentran con un furioso Demir que no duda en sacar a Öykü rápidamente para llevarla a casa. Pero, mientras se desata una fuerte discusión entre Demir, Zeynep y Cemal, la pequeña Öykü parece recordar algo, “¿papá?”, exclama ante la sorpresa de todos los presentes.

¿Recuerda también que fue su tía la que la abandonó? Sin el papel que estaba haciendo Zeynep, el plan de venganza de Cemal comenzaría a desmoronarse. Mientras tanto, Ugur continúa desaparecido tras ir en busca del hombre que le robó el dinero para pagar la medicación de Öykü. Algo que mantiene a Sevgi tan preocupada que incluso se atreve a plantar cara a su padre para que le ayude a encontrarlo.

Ahora que Öykü recuerda todo sobre su vida con Demir, el plan de venganza de Cemal en el que también ha metido a Zeynep se desmorona. Tras recuperar la memoria, la pequeña Öykü no ha dejado de asaltar a su tía con reproches sobre su abandono. Ella solo quiere saber por qué fue capaz de dejarla sola, y está segura de que “si no fuese por Demir y Candan, ahora estaría durmiendo en la calle”. Unas duras palabras con las que Zeynep no contaba y que además se escapan a su propio control de la situación. Sobrepasada, acude en busca de Cemal para advertirle que abandona su maquiavélico plan para siempre: “Ya es suficiente, me largo”. Otro revés para Cemal que no duda ni un segundo en amenazar a Zeynep: “Tú también estás en mi lista”.

Demir le ha contado que aún no saben nada de su paradero, no logra encontrar a Ugur en ninguna parte. Sevgi está tan preocupada por la desaparición de Ugur que no duda en llamar a su padre, el comisario, para pedirle que ponga una denuncia y le ayude a encontrarlo. A pesar de que el comisario está en contra de cualquier tipo de relación que su hija tenga con Ugur, éste accede a la petición. Sevgi está tan desesperada por saber algo de él que incluso se le escapa algo más ante Demir que delata por completo sus sentimientos hacia Ugur.

Y es que Ugur se siente responsable de que Öykü no tenga la medicación. Todo lo que han hecho hasta ahora les ha salido mal. Demir y Ugur han intentado a toda costa conseguir el dinero para pagar la medicación de la pequeña. Así que Ugur vuelve en busca de Sabri, el que le robó el dinero para las medicinas de Öykü, pero lo único que consigue es otra paliza y que lo dejen tirado en medio de la nada sin cartera, sin teléfono y sin conocimiento. Parece que nadie será capaz de encontrarlo a tiempo…

Candan y Murat tuvieron una fuerte discusión tras la inhumana decisión de Murat, únicamente movida por los celos: Öykü se quedaría retenida en el hospital hasta que Demir asumiera los costes del tratamiento. Gastos que, de primeras, prometió perdonarle. Candan trató de saldar cuanto antes la deuda de Demir y le ofreció a Murat una gran cantidad de dinero. El director del hospital aprovechaba la ocasión para dar por zanjada la deuda y le proponía a Candan una cita para volver a ser los amigos de antes. Decidido a recuperar a Candan, y dispuesto a hacerlo en presencia de Demir. Murat se hace notar a su llegada a la casa para incomodidad de Candan y celos de Demir que sabe el motivo de esa cita: Candan ha saldado la deuda de Öykü y se ha visto obligada a aceptar la cita de Murat.

Murat sabe que lo va a tener muy difícil para conquistar a Candan pero no piensa darse por vencido. El director del hospital le propuso una cita a la veterinaria justo después de que la mujer tratase de pagarle una parte de la deuda de Demir y éste le perdonase el resto. Candan se ha mostrado distante y fría en la cita y Murat trata de restar importancia a la actitud de la mujer de la que lleva años profundamente enamorado. Decidido a intentarlo, Murat trata de despedirse con un beso delante de su casa sabiendo que Demir estaría pendiente de su llegada.

Murat ha vuelto a jugar sucio: ha aceptado un adelanto de dinero de Candan por la deuda de Demir con el hospital por el tratamiento de Öykü y le ha perdonado el resto, a cambio de una cita. Candan le confesaba a Demir que Murat había aceptado las 25.000 libras que había podido conseguir para zanjar su deuda por el tratamiento de Öykü. La única condición es que se las diera él en mano. Así ha hecho el padre de Öykü, no le ha quedado otra alternativa que aceptar el dinero de Candan y soportar las provocaciones de Murat que ansiaba ese encuentro para hacerle sentir un miserable por no poder hacer frente, de una manera honrada, los gastos médicos de su propia hija. Demir, que sabe lo que intenta Murat, se enfurece pero recuerda una promesa que le hizo a su hija y decide alejarse de todo conflicto con el hombre que trata de conquistar a Candan.

Öykü despierta muy emocionada el día de su cumpleaños pero no tarda en llevarse una terrible decepción al ver que su padre no le felicita, tampoco lo hace Candan. La pequeña no puede creer que nadie se acuerde de su día. Pero Demir no podía olvidar el cumpleaños de su adorada hija y le pide a Candan ayuda para darle una bonita sorpresa que espera no olvide jamás. Y así ha sido, Öykü llega a casa y se encuentra con sus mejores amigos dispuestos a celebrar su cumpleaños como merece.

Deja un comentario