BUSCAR

Si yo hago el Camino De Santiago… ¡Tú puedes!

Si yo hago el Camino De Santiago… ¡Tú puedes!

Por Barbireando

Se acerca la época del año que espero como si fuera una niña. Si, la Semana Santa desde hace seis años está marcada en fluorescente en mi agenda porque me he convertido en una #peregrinadelmonton en el Camino de Santiago.

Desde hace seis años realizo por etapas el Camino De Santiago Francés con una distancia de 750 km. El trayecto empieza en Roncesvalles y termina en Santiago de Compostela. Pertenezco a un grupo de caminantes que me dieron la oportunidad de formar parte de su grupo y se llama #peregrinosalmonton. De él somos miembros mi familia y yo. 

camino-santiago-mapa

En la Montaña Palentina – Cervera del Pisuerga

Fuente Aceña Hotel Boutique, un oasis de calma en la Ribera del Duero

Ser peregrino no es cualquier cosa. Es una responsabilidad muy grande que he ido adquiriendo en cada etapa, en cada piedra del camino, en cada albergue, en cada persona que he conocido y, sobre todo, cada vez que he tenido que salir de mi zona de confort cuando las fuerzas flaqueaban. Porque ser peregrino no se puede contar, hay que vivirlo y sentir cada uno de los momentos experenciales por los que se pasa… Casi son como ritos de iniciación que te hacen ser cada vez más más fuerte para afrontar tan maravillosa odisea. Para mi ha sido una aventura y crecimiento personal.

La primera vez que tuve que afrontar una etapa, yo me veía que no iba a ser capaz de poder aguantar… Y así fue. En mi primer año no pude pasar de 5 km. No podía con mi alma. Fue muy duro para mi y, ¿lo peor?: dormir en un albergue con duchas  compartidas, acostarme en literas y no poder descansar nada… Y, ¿qué deciros del saco?. ¿Puede existir una tortura china que te haga estar casi inmóvil toda la noche?. Ahí es cuando pensaba en los hoteles a los que estoy acostumbrada y en silencio me caían lágrimas. Una cosa tenía clara, mi filia venía conmigo y yo debía trasmitir mi fuerza y capacidad, sobre todo, el orgullo con el que me mira cuando consigo un reto nuevo. 

camino-santiago-Albergue-el-paso

¿Qué he aprendido?

He ido aprendiendo en cada etapa cosas que no están escritas y me gustaría compartirlas con vosotros. Cosas que están en el aire y hay que asimilarlas: 

  • El Silencio que hay en ciertos momentos donde la fuerza del camino se abre paso. Cómo se llena el alma con cada paso y, sobre todo, al pensar los millones de personas que lo han hecho desde hace tantos siglos.
  • La magia que hay o llámese vocación. Porque en cada rincón hay mensajes, los árboles te acunan al pasar, los caminantes te animan a continuar… Y te dan palabras de aliento: “Buen camino” y eso te hace que te reconfortes.

camino-santiago-mensajes

  • Hay una regla no escrita de los pies: hay que mimarlos mucho, cuidarlos para que aguanten… Debo decir, que nunca he tenido ampollas ya que he tenido un gran mentor. Me inició en la compra de unos buenos calcetines que se pegan bien al pie, “deben ser como un guante”. Además, si antes los has cuidado bien con vaselina, tienes mucho por delante. 
  • El Camino de Santiago es y será el mejor embajador de España y de su marca. Eso te hace sentir que somos muy importantes en otros países… Eso debe ser un orgullo para cualquier español, ver cómo vienen de otros lugares del mundo para recorrer el camino.
  • En el Camino se come bien. Se disfruta de la gastronomía en cada provincia por la que pasas y, desde luego, después hace falta gasolina… Después de comer entra un sopor al cual llamamos post-camino donde el andar es lento y te pesan hasta las pestañas. Es el momento de la llamada siesta española. 
  • Hay que levantarse cuando amanece y empezar el día bien y feliz. Eso es algo que te llevas tú dentro de tu alma.
  • Las flechas hay que seguirlas. Están para marcar el Camino y ellas te dicen mucho de lo que va a suceder. Reconócelas y escúchalas… Tienen muchos mensajes. 

camino-santiago-flechas

  • Es importante tener a alguien que lleve los calentamientos del grupo. Nosotros somos suertudos y tenemos una gran artista de ceremonias que cada mañana nos hace calentar y por la tarde estirar… Y si vas sólo, no olvides cuidarte y mimarte también.
  • Los albérgueros te abren su casa, son los que nos dan cobijo a los peregrinos. Siempre son muy buena gente. 
  • No olvides tu pasaporte de Peregrino para sellarlo. Hay sellos que son maravillosos de bonitos y es un ritual el momento del sellado. Los sellos serán los que te llevarán al cielo cuando llegues a Santiago. 
  • Tener un grupo como yo es maravilloso, con los que he vivido las mejores experiencias de mi vida. Una de las cosas de las que más orgullosa estoy es poder realizarlo y, sobre todo, poder compartirlo con los míos y con mi familia del camino… No se si lo había dicho… Nosotros somos familia del camino y eso es algo que te marca de por vida.
  • Con niños se puede hacer, doy fe de ello. Aguantan más de lo que podemos llegar a imaginar y disfrutan muchísimo. Mi Filia mayor empezó con 4 años y, el año pasado coronó el O’Cebreiro. Y mi filio pequeño empezó con 9 meses en mochila, después con carro de montaña y, este año que tiene 4 años, vamos a probar un mixto de andar y carro. Así que, familias que esto no sea un impedimento

Pues lo dicho, la cuenta atrás está en marcha… De nuevo empezaremos en el O’ Cebreiro, que aunque el año pasado lo subimos, nos faltaba parte del grupo y vamos a repetir todos juntos. Yo como una campeona culminé cumbre, después de una etapa de más de 25 km de montaña… ¿Habéis visto lo que he conseguido?. Empecé caminando 5 Km y, ahora, soy capaz de hacer etapas de mas de 20 km, ¡quién me lo iba a decir a mi!.

camino-santiago-barbireando

Estar atentos a mi @barbireando porque el miércoles 17 de Abril empieza de nuevo mi camino, que será el vuestro… Os espero. 

1 Comentario

  • Eleonor 26/04/2019 01:51

    Gracias por compartir! Yo comienzo mi camino mayo 9 2019>

Deja un comentario