BUSCAR

Ana Obregón habla de cómo vivió la muerte de su hijo

Ana Obregón habla de cómo vivió la muerte de su hijo

Ana Obregón habla de cómo vivió la muerte de su hijo Álex Lequio: “Me morí el día que se fue mi hijo. Pero sé que voy a renacer“.

El precioso vídeo de Ana Obregón para celebrar el alta de su madre

Ana Obregón en su cumpleaños más triste: “Te echaré insoportablemente de menos”

El próximo 13 de mayo se cumplirá un año desde el fallecimiento de Alex Lequio. Una fecha dolorosa y muy triste para Ana Obregón, que ha ofrecido una sincera y emotiva entrevista a la revista ‘Vanity Fair’ donde habla de cómo se siente y lo duro que está siendo para ella recuperarse de esta gran pérdida. La actriz recuerda desde el momento en el que le anunciaron que su hijo tenía cáncer hasta el peor día de su vida, el de su muerte.

Ana Obregón y su hijo Alex Lequio © Instagram
Ana Obregón y su hijo Alex Lequio © Instagram

Durante la entrevista ha reconocido que tras el fallecimiento de su hijo no se veía con fuerzas para hablar. “No podía hablar. Ni con mis íntimos amigos. Me comunicaba por WhatsApp. Durante los primeros tres días solo quería irme. Pero qué difícil es. Confiesa que ahora necesita un tiempo para estar sola y poder ir recuperándose poco a poco. Aunque reconoce que no está siendo nada fácil, ya que todo le recuerda a él, como el abrigo que tiene en el sofá y que Alex puso allí antes de irse al hospital de donde no regresó. “Tal cual lo dejó, ahí está. No lo voy a mover nunca“.

También conserva intacta en su casa la maleta que se llevó al hospital: “Hasta le había comprado unos calzoncillos y ahí están en la maleta. Todo está igual desde el 6 de febrero“.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial)

En su cuenta de Instagram, Ana ha querido compartir con sus seguidores en las redes sociales esta entrevista a la revista: “Gracias Vanity Fair por este emocionante, triste, mágico y esperanzador reportaje. Porque la ESPERANZA es lo único que nos queda cuando lo has perdido todo. Quizás esta entrevista os ayude a relativizar los problemas en estos tiempos tan oscuros para la humanidad, quizás la palabra esperanza entre en vuestro corazón. Ojalá que así sea”.

Me morí el día que se fue mi hijo. Me morí

Me morí el día que se fue mi hijo. Me morí“, es el desgarrador titular que aparece en la portada de la revista. Pero Ana, a pesar del dolor, también quiere dejar lugar a la esperanza: “Sé que voy a renacer, pero estoy muerta. Aunque por otro lado, fíjate, me siento muy libre porque ahora no tengo miedo a nada“, ha asegurado. Algo que tiene que superar sola a pesar de que está rodeada de su familia y seres queridos.

Tengo que hacerlo sola y poco a poco sé que lo voy a conseguir. Es como cuando voy a casa de mis padres, bebo un poquito de vino en la comida y veo que estoy un poco mejor. Estoy en un momento muy vulnerable. Si yo empezara ahora con el vino o las pastillas, no me los quitaba nunca“, ha confesado.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial)

De hecho, la actriz ha reconocido que sus hermanas han sido un pilar fundamental para que ella, al igual que su ex marido, Alessandro Lequio. “A él no le tengo que explicar mi dolor. Viene todas las semanas y le preparo el plato favorito de Aless: albóndigas con tomate y arroz. El otro día se comió 24. ¡24!“.

Sin duda, para Ana no ha sido nada fácil volver a rememorar cómo fue descubrir que su hijo tenía cáncer y cómo, cuando parecía que estaba completamente curado, volvió a recaer. Ana Obregón ha recordado cómo fue el momento en el que su hijo perdió la vida. “Tuve 48 horas para hacerme a la idea. Me había ido al apartamento a duchar y me quería echar una hora, pero le acababan de hacer un TAC y Alessandro me llamó: ‘Ana, ven. Ya no hay tiempo’. Estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano… Y así se fue. Me quedé abrazada a él bastantes horas. Luego se lo llevaron“.

Tras el fallecimiento de su hijo, una de las primeras llamadas que recibió fue la de la reina Sofía y la del rey Juan Carlos. “Fueron cariñosísimos“, ha recordado.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial)

Ahora, Ana Obregón confiesa que pasa mucho tiempo sola y recluida en su casa. “No entro en mi clóset desde hace 11 meses. Hay días que no tengo fuerzas ni para ducharme. Hasta que di las campanadas vivía como flotando en la nada“. Además, ha reconocido que ahora quiere centrarse en ella y no pensar en el trabajo. Su principal proyecto en el que quiere dedicarse por ahora es en sacar adelante la Fundación Aless Lequio.

Deja un comentario