psicologia clave

-Quién fantasea con qué y porqué-

fantasias sexuales

Tabúes en el sexoLos escenarios más habituales de una fantasía sexual son conocidos por todo el mundo: el extraño misterioso, el trío, la reunión donde se desata la pasión y hacer el amor con George Clooney. Pero las fantasías sexuales son más variadas de lo que imaginamos, dice Wendy Maltz, terapeuta sexual y autora de Pensamientos privados: Explorando el poder de las fantasías sexuales de las mujeres.

En fantasías “escritas”, esas que no son espontaneas, que ya están guionizadas, planeadas incluso que ya se han practicado, por lo general las mujeres se presentan en seis roles diferentes según la terapeuta Maltz: la Bella Doncella (objeto del deseo de otro), la Víctima (objeto de humillación o violencia), la Mujer Salvaje (iniciadora del sexo), la Dominadora (que ejerce poder sobre los demás), el Voyeur (que mira a los demás teniendo relaciones sexuales), y la amada (que se conecta íntimamente con un amante de igual poder).

Sin embargo, las fantasías “no escritas” son más fugaces – a menudo desencadenadas por objetos de nuestro entorno– y se centran en imágenes o sensaciones en lugar de personajes o un argumento tradicional. Entre las mujeres, estas representan “la construcción y la liberación posterior” de la tensión -imitando el ciclo de la respuesta sexual en sí mismo (excitación, meseta, orgasmo y resolución)- e involucran imágenes que no suelen considerarse sexuales, como caballos galopando, flores floreciendo y liberando perfume, el agua. Aunque no de forma tan generalizada, los hombres también tienen fantasías abstractas. Un hombre se imaginó que su esposa era un diamante, y él un rayo de luz brillando en ella.

Tabúes en el sexoLas fantasías reflejan los estímulos a los que estamos expuestos durante nuestro despertar sexual inicial, dice Maltz, así como los adictos a las drogas aprenden a asociar el estímulo que está presente cuando ellos se encuentran en el punto más álgido (por ejemplo: vasos de chupitos, música rock…), estímulos que en sí mismos ofrecen placer. Veamos varios ejemplos para entenderlo mejor:

  • Una chica experimenta su primer orgasmo saltando a una piscina. Con el paso del tiempo se da cuenta que todas sus fantasías sexuales implican agua.
  • Una chica que experimentó por primera vez sentimientos sensuales balanceándose en un columpio, podría tener fantasías cinestésicas (que implican movimiento).
  • Un niño que obtiene su primera erección viendo a una niña cepillarse el pelo podría tener fantasías que implican el pelo.

fantasias sexualesNuestras fantasías también reflejan nuestras ansiedades, dice Michael Bader, autor de Arousal: The Secret Logic of Sexual Fantasies. Una mujer insegura de su atractivo físico fantasea con que puede atraer y manejar a hombres locos de deseo -por ejemplo, inducir a un oficial de policía, presidente o sacerdote a abandonar su rol normal- o a tener relaciones sexuales mientras los hombres observan. Una mujer preocupada porque es demasiado para un hombre en concreto puede fantasear sobre ser dominada. Como dice una chica que participó en el experimento: “Mi deseo es como una ola que se estrella en la orilla. No quiero preocuparme por si esa orilla puede o no soportar el impacto de la ola”.

Los hombres poderosos, mientras tanto, pueden fantasear sobre renunciar a ese poder y ser dominados. Los estudios demuestran que los hombres se excitan más que las mujeres por fantasías que implican contención, dominio incluso azotes, dice Bader. Tal y como la investigadora sexual Nancy Friday señaló en su libro Men in Love, el deseo secreto de los hombres es “hacerse”

fantasias sexualesPara concluir el post de hoy, parece que existen diversos estudios que arrojan diferencias claras de género en lo que a fantasías sexuales se refiere:

  • Las fantasías sexuales masculinas son mucho más directas, gráficas y visuales. Suelen basarse en una dinámica de relación bastante impersonal, donde existen múltiples parejas sexuales incluso intercambiables. Ellos, focalizan más sus fantasías en un sexo muy explícito y centrándose más en las diferentes partes del cuerpo.
  • Sin embargo, las fantasías sexuales femeninas, son más sensoriales y sensitivas, donde el tacto cobra mucha importancia. Sus fantasías son más románticas, implicando un entorno más emocional. Sus fantasías pueden ser algo abstractas.

PSICOLOGIA CLAVE: Elena Sánchez-Porro Frías e Irene Albert Cebriá

Descarga la APP de magazinespain en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestras noticias de actualidad sobre famosos, moda y belleza. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.
  • Bestt Mag Marzo
  • Bestt Mag Marzo

Noticias Relacionadas

Tabúes en el sexo

Tabúes en el sexo

Fantasías sexuales

Fantasías sexuales

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar