BUSCAR

Las mejores series de Netflix que ojalá no se hubieran cancelado

Las mejores series de Netflix que ojalá no se hubieran cancelado

¿A quién no le ha pasado? Después de horas de búsqueda, por fin encuentras esa serie ideal para tu mood. Te clavas y te echas todas las temporadas en menos de una semana. En el último capítulo quedan incontables cabos sueltos, así que esperas ansiosamente a que llegue la nueva temporada. Pero después te enteras de que no la habrá: tu serie ha sido cancelada y los cabos quedarán por siempre sueltos.

“Outlander” Temporada 6 Capítulo 6: The World Turned Upside Down

“The Good Doctor” Temporada 5 Capítulo 14: Potluck

Por mucho que lo odiemos, la cancelación es una respuesta común de las casas productoras a las bajas audiencias. Esta historia es particularmente común con Netflix, la principal plataforma de streaming en México y una de las más grandes casas productoras, que se ha ganado fama por cancelar series tras apenas dos temporadas en promedio. En honor a todos los fans decepcionados, hablaremos de algunas de las series que más nos duele que Netflix haya cancelado. ¿Tu favorita está en la lista?

Queridos blancos

Protagonizada por un grupo de estudiantes afroamericanos recién iniciados en una prestigiosa universidad, esta entretenida comedia dramática aborda los temas del racismo, la inequidad y la justicia social en Estados Unidos. Dada la actualidad de los temas centrales en Estados Unidos y otras partes del mundo —incluido México—, la serie generó debates y dio bastante de qué hablar.

El título de la serie fue inspirado por una película homónima de 2014, y también es compartido por el podcast que la protagonista Samantha White conduce en la serie —un elemento central en la trama—, donde White y distintos invitados debaten el racismo. La interesante manera en que Queridos blancos aborda las problemáticas sociales la hicieron acreedora de buenas críticas, por lo que no serán pocos los decepcionados por la falta de una quinta temporada.

Santa Clarita Diet

Las series y películas sobre zombis suelen ser irresistibles, y Santa Clarita Diet no es la excepción. La protagonista es la inigualable Drew Barrymore, quien da vida a Sheila, una mujer que tras convertirse repentinamente en zombi debe enfrentar con su marido los retos que le presenta su nuevo estilo de vida, uno de los cuales es antojo de carne humana. Ambos buscan incansablemente una cura para la condición de Sheila que les permita retomar la vida como la conocían.

La cancelación de Santa Clarita Diet fue particularmente sorpresiva dadas las excelentes críticas que recibió —su porcentaje de aprobación en el sitio Rotten Tomatoes es del 89 %— y el gran número de fans que logró atraer. En internet habido rumores de que Netflix planea retomar la producción de la serie, pero todo parece indicar que esto no ocurrirá. Sin embargo, los creadores han hablado de lo que hubiera ocurrido en la nueva temporada de haber continuado la producción.

Gypsy

Esta serie de drama protagonizada por Naomi Watts ni siquiera logró llegar a la segunda temporada. Pese a las terribles críticas que recibió, Gypsy fue un rotundo éxito con el público debido en gran parte a la historia sobre el amorío lésbico que comparten dos de las protagonistas, lo que logró atraer a una gran cantidad de fanáticos pertenecientes a la comunidad LGBT.

Esto no bastó, sin embargo, para evitar que la serie fuera cancelada apenas algunas semanas después de su estreno y en su primera temporada. Su cancelación se debió a la estrategia por parte de Reed Hastings, el director general de Netflix, que consiste en procurar contenidos más atrevidos y riesgosos, lo que naturalmente provocaría más cancelaciones (algo que Hastings busca, por difícil que sea de creer).

The Society

Una serie de misterio cuya trama gira en torno a un grupo de estudiantes que regresan a casa después de una excursión escolar solo para encontrarse con que toda la gente en la ciudad ha desaparecido, dejándolos solos y a su propia merced.

Los jóvenes deben adaptarse a la situación y crear su propio sistema político que sustente la nueva sociedad de la que son parte, además de tratar de averiguar qué pasó con el resto de la gente. The Society tuvo una sola temporada, aunque esto no se debió a malas críticas o falta de audiencia, sino que fue una de las varias series que tuvieron que ser canceladas debido a la pandemia de COVID-19.

Ozark

Un financiero estadounidense y su esposa se meten en problemas con el narcotráfico tras una operación de lavado de dinero fallida. Para salvar su vida y la de sus hijos, la pareja accede a realizar lo impensable: lavar 500 millones de dólares para un cártel, por lo que se mudan a los Ozarks, donde comienzan a operar un casino flotante que resulta ideal para la operación ilícita. Esta serie de drama a la Breaking Bad narra la historia de la familia durante el proceso de lavado de una cantidad que supera con creces muchos de los más grandes premios de lotería.

Ozark fue otra de las series cuya cancelación resultó sorprendente, pues tanto los críticos como el público la amaron. Aunque, si sirve como consolación, cuenta con 4 emocionantes temporadas —el doble de la mayoría de las series canceladas por Netflix— repletas de drama y acción que seguramente harán que no te puedas despegar de la pantalla.

Sucesor designado

En esta serie de drama, Tom Kirkman, miembro del gabinete de Estados Unidos, asume el mando del ejecutivo federal luego de que el presidente y todos sus sucesores murieran en un ataque terrorista durante el discurso del estado de la Unión.

La trama va volviéndose interesante conforme queda al descubierto que todo fue planeado para que Kirkman quedara al frente del país, pues se creía que su temperamento lo haría fácil de manipular. Esto, sin embargo, no es así. Al narrar los retos a los que Kirkman se enfrenta en su nuevo cargo, la serie aborda los temas de la política, la democracia, el terrorismo y la justicia. Las primeras tres temporadas fueron emitidas en ABC, y Netflix adquirió los derechos para la última, pero desafortunadamente hubo problemas contractuales que provocaron que la serie se cancelara.

BONDING

Tiff es una estudiante de psicología de Nueva York que por las noches se desempeña como dominatriz. Pronto invita a su mejor amigo Pete, quien es gay, a ser su asistente y acompañarla en todos sus cometidos. Poco a poco, ambos van introduciéndose en el mundo del sadomasoquismo, lo que ayuda a Pete a experimentar una liberación sexual.

Con solo dos temporadas y 15 minutos por episodio, Bonding es una excelente opción si buscas una serie chistosa, excéntrica y extravagante para matar algunas horas. Y no te asustes: pese a que el sadomasoquismo es uno de los elementos centrales de la historia, la serie no resulta excesivamente sexual, y probablemente te ayude a superar los prejuicios sobre una práctica que es más común de lo que se cree.

Deja un comentario