BUSCAR

‘Love is in the Air’ (T2) Capítulos 131 y 132: Toda la verdad

‘Love is in the Air’ (T2) Capítulos 131 y 132: Toda la verdad

En los capítulo 131 y 132 de la Temporada 2 de ‘Love is in the Air’, Seyfi y Erdem tratan de conseguir una prueba para hacer un test de ADN a Kyraz. Serkan huye de Eda tras saber que Kiraz es su hija. A partir de las 17:50 en Divinity

‘Love is in the Air’ (T2) Capítulos 129 y 130: De vuelta al hogar

‘Love is in the Air’ (T2) Capítulos 127 y 128: Dime que no me has olvidado

Después de llegar a Estambul y regresar a la casa en la que compartió su vida con Serkan, Eda empieza a ponerse nerviosa. Las cosas podrían complicarse y Eda llama a  Melo que le propone dejar a solas al empresario con Kiraz. Pero las cosas no son como esperaba. La niña logra sacarle de sus casillas cuando en plena conversación con un cliente, garabatea el proyecto, se sube encima e interrumpe constantemente. “¿Puedes irte?”, dice mientras Eda contempla la escena y se percata de que Serkan no quiere un niño revoloteando a su alrededor, lo que parece hacer inviable contarle la verdad.

Después de su encuentro con Serkan, Eda se da cuenta de que la situación se ha vuelto insostenible y se sincera con Burak. “Pienso que ya que Serkan no se va, debería coger a mi hija y alejarme“, le dice al joven, que le ofrece una casa para irse allí hasta que Serkan se vuelva a Estambul. Sin embargo, pese a lo difícil de la situación, Eda busca excusas para poner tierra de por medio entre Serkan y ella. “Hay muchas cosas que me atan aquí como el proyecto del hotel“, dice Eda, que no parece que estar dispuesta a huir. Tiene que reflexionar sobre si contar la verdad y darle una oportunidad a Serkan para que sea el padre de Kiraz o marcharse lejos.

Capítulo 131

De camino a la cena organizada por Deniz, descubren el mensaje de alguien y parece escrito expresamente para ellos.Durante mucho tiempo he estado lejos de ti. Por mucho que lo he intentado no te he olvidado, no he sido capaz. ¿Cómo se olvida un amor que han sentido todas las células de tu cuerpo? Con los años he aprendido una cosa, el amor no es como en los cuentos de hadas. El amor duele, el amor te hace sufrir y te vuelve loco pero si vuelve a ti, lo olvidas todo y vuelves a intentarlo. Vuelves a esperar. El amor no es ciencia más bien es esperanza. Por favor, no pierdas la esperanza. Y si esto es un error, entonces erraremos juntos. Si nos quemamos, será juntos. Quédate conmigo“, pone en la nota que lee Serkan. “Esto es el destino. ¿Tú crees en el destino?

Emocionada tras conocer el contenido del mensaje y conociendo el deseo de Serkan de darse una nueva oportunidad, le hace una pregunta que será decisiva para el futuro de la pareja. “Supongamos que hemos decidido volver a estar juntos, que decidimos luchar por este amor. Si yo algún día quisiera tener hijos, ¿qué harías?“, le pregunta a Serkan.

Y la respuesta supondrá un duro mazazo para ella. Eda, nos tenemos el uno al otro. No necesitamos un hijo. No necesitamos nada más, le contesta él, que dolida vuelve a zanjar su historia. “Era una pregunta ridícula. Olvídala. Como te dije, todo terminó entre nosotros“, le contesta Eda, al que reconoce que también ella cometió errores. “Lo siento“.

Pero mientras Eda se plantea seriamente la posibilidad de alejarse de Serkan para siempre, los encuentros entre padre e hija se siguen sucediendo. Y este marcará un antes y un después en la relación que mantienen. Después de aconsejar a la niña que sea valiente y afronte los problemas, Kiraz se hará un hueco en su corazón. “Tú me has enseñado a ser valiente Serkan Bolat, eres mi héroe”, le dice mientras le abraza tiernamente. Y ese abrazo lo cambiará todo porque pese a la advertencia de que no abrace a extraños que le hace su padre, parece que la pequeña intuye algo. “¿Tú eres un extraño, Serkan Bolat?”

Rumbo a su nueva casa, Kiraz le cuenta a su madre que ha dejado sus zapatos a Serkan Bolat.  “Como la cenicienta, para que pueda encontrarnos“, dice la pequeña, que revela  a su madre la estrecha relación que ha establecido con el empresario.

De repente, Eda ve con otros ojos a Serkan. Ese hombre que sigue manteniendo que no quiere tener hijos ha creado un vínculo muy especial con su hijo. Como si intuyera la verdad que oculta Kiraz, el empresario le ha revelado sus secretos más íntimos y sus sentimientos más profundos. A mí me ha hecho mucho caso. Dibujamos una casa voladora cada uno y me tapó los ojos para que no viera la suya, me ha contado muchas cosas, que su fruta favorita es la cereza, que hay una hada a la que quiere mucho, que cree en las hadas, que echa mucho de menos a su hermano, que su color favorito es el azul...”

Capítulo 132

Sorprendida ante la confesión de la pequeña Eda regresa al hotel para contar la verdad. Serkan está preparado para ser padre, aunque ni él mismo se haya dado cuenta. Emocionada, le confesará quién es realmente Kiraz

La verdad ha salido a la luz. Eda no ha podido ocultar durante más tiempo la verdad y, a pesar de su intención de alejarse y mantener a salvo su secreto, finalmente ha decidido revelar a su ex la verdad. “Serkan, la dueña de estos zapatos, esa niña maravillosa, esa niña tan dulce es mi hija y tú eres su padre“, le ha dicho. 

En shock seguirá escuchando la historia de su ex. “Lo descubrí al llegar a Italia, antes no estaba segura. ¿Qué iba a hacer? Me dijiste que no me querías, me echaste y no querías volver a verme. No podía decírtelo”, le dirá Eda que intentará desesperada que reaccione. “Serkan, di algo. ¿No vas a decir nada?

Sin embargo, la reacción no se produce. Confuso e incapaz de asimilar la noticia, Serkan huirá de Eda, que desesperada intentará retenerle para aclarar las cosas e intentar darle una explicación que pueda llevarles a un entendimiento.

No puedo digerir esto tan deprisa. Necesito un poco de tiempo. Necesito tiempo para pensar en mis próximos pasos”. Serkan, que no sabe cómo reaccionar a la noticia de que Kiraz es su hija, le ha pedido a Eda un tiempo que ella no está dispuesta a darle. Eda siempre ha confiado en que volverían a estar juntos, y parece que eso es lo único que está dispuesta a escuchar por parte de su ex. Eda le deja un diario con fotos de Kiraz para que Serkan vea cómo ha ido creciendo.

Deja un comentario