BUSCAR

Los príncipes Alberto y Charlene reciben a Papá Noel

Desde 1956, Papá Noel adelanta su llegada al Principado de Mónaco por invitación personal de los príncipes.

Charlene-y-Alberto-de-Mónaco
Charlene-y-Alberto-de-Mónaco

 

Charlene-y-Alberto-de-Mónaco
Charlene-y-Alberto-de-Mónaco

 

Charlene-y-Alberto-de-Mónaco
Charlene-y-Alberto-de-Mónaco

 

Charlene-y-Alberto-de-Mónaco
Charlene-y-Alberto-de-Mónaco

 

Charlene-y-Alberto-de-Mónaco
Charlene-y-Alberto-de-Mónaco

Muy sonrientes y felices tras conocer al nuevo miembro del Principado, el pequeño, Raphael, hijo de la princesa Carlota…, Alberto y Charlene reciben a Papá Noel, en el Palacio Monegasco.
Desde 1956, Papá Noel adelanta su llegada al Principado de Mónaco por invitación personal de los príncipes.
Los soberanos monegascos recibieron en el Palacio Grimaldi a un nutrido grupo de niños encantados e ilusionados por la oportunidad de ver en persona al mismísimo Papá Noel. A pesar de que las temperaturas no acompañaban, Alberto y Charlene esperaron la llegada de los pequeños en la escalinata de acceso al palacio, donde minutos después se les uniría un jovial y orondo Papá Noel que había llegado a la residencia de los príncipes, cargado de regalos.

Deja un comentario