BUSCAR

La resiliencia: Cómo resurgir como el Ave Fénix

La resiliencia: Cómo resurgir como el Ave Fénix

El mito egipcio del Ave Fénix nos relata la historia de un ave similar a un águila, que representa el sol y el cual nace por la mañana y muere por la noche. Sin embargo, su rasgo más característico es la inmortalidad gracias a su capacidad para resurgir cada día de entre sus cenizas.

Por tanto, el Fénix es una alegoría a la purificación, al cambio de lo antiguo por lo nuevo, a la superación personal, a la esperanza.

La resiliencia: “Resurgiendo como el Ave Fénix”

Cuando el corazón piensa y el cerebro siente

Ser agradecido mantiene tu cerebro en forma

¿Qué es la resiliencia?

Es la capacidad que tienen las personas para resurgir de las cenizas. La capacidad que tenemos para reaccionar y sobreponernos de las adversidades y de situaciones complicadas, incluso también, de salir fortalecidos de ellas.

A cualquiera de nosotros, en cualquier área de la vida, nos han surgido situaciones que nos han provocado angustia, desesperación o incluso, una sensación de haber tocado fondo. Ante estas situaciones, en las que nuestra autoestima y nuestros pensamientos están siendo sometidos a mucha presión, nos gustaría salir airosos y resurgir de las cenizas cual Ave Fénix; aunque lo cierto, es que no todo el mundo es capaz de ello, depende de su grado de resiliencia.

Hay personas, consideradas como resilientes, que ante situaciones adversas salen fortalecidas habiendo detectado oportunidades de crecimiento personal y habiendo sido capaces de alcanzar una adecuada calidad de vida a pesar de las condiciones negativas para su desarrollo. Esto no significa que nunca vayan a atravesar por momentos de mayor debilidad, simplemente, poseen una serie de habilidades que les ayudan a afrontar situaciones estresantes.

La resiliencia: “Resurgiendo como el Ave Fénix”

Atributos

Algunos atributos que principalmente caracterizan a las personas resilientes son:

  • Gran sentido del compromiso: Cumplen con su palabra y con los objetivos que se proponen.
  • Fuerte sensación de control sobre lo que hacen: Conocen sus capacidades y saben cómo utilizarlas.
  • Abiertos a nuevas experiencias: Asumen cualquier situación complicada como una oportunidad para aprender.

Otras personas por el contrario, permanecen bloqueadas por ese dolor, esa derrota.

La resiliencia: “Resurgiendo como el Ave Fénix”

Esto no significa que solo algunos tengan resiliencia, todos la tenemos, aunque en un mayor o menor grado. Como cualquier capacidad, esta actitud positiva implica una serie de conductas y formas de pensar ante la vida que se pueden trabajar y potenciar. ¿Cómo? Os preguntareis. A continuación pasamos a daros unos sencillos consejos que os ayudarán a despertar a vuestro Ave Fénix:

  1. Escúchate durante unos minutos al final del día: analiza lo que has hecho, escúchate y respóndete con honestidad. Analiza tus puntos fuertes y débiles y averigua qué es lo que te frena, esto te ayudará a seguir avanzando.
  2. Cuida tus relaciones: familia, amigos… ellos serán quienes te apoyen en momentos difíciles.
  3. Visualiza tus metas: No tener objetivos en la vida es como irte de viaje sin ruta. Márcate un itinerario y cómo vas a llegarlo a cabo. Puede que muchos te parezcan improbables, pero no son imposibles.
  4. Toda situación por difícil que parezca, puede ser vivida de múltiples formas. Decide tú la que quieres.
  5. Acepta las emociones negativas: la rabia, el dolor, todas ellas forman parte de nosotros. Nos provocan una bajada de energía y nos llevan a un estado de reflexión muy útil para superar situaciones complicadas.
  6. No pretendas controlarlo todo: los imprevistos también forman parte de la vida.

EL MAYOR RETO ES SER TU MISMO

ÁLZATE COMO UN FÉNIX, SAL DE LAS CENIZAS, VUELA Y BUSCA LA RECOMPENSA: TU FELICIDAD

 

1 Comentario

  • Erika 23/06/2019 04:58

    Me identifico completamente con el ave fenix y la Reinciliencia

Deja un comentario