BUSCAR

Giulietta, estrenamos italiano en la capital

Giulietta, estrenamos italiano en la capital

Vanessa Pragasam

Por Vanessa Pragasam

Iztac, un pedacito de México en Madrid

¿Fast Food gourmet?

Estrenamos la vuelta al cole con la llegada de Giulietta, el nuevo italiano del Grupo Le Cocó que acaba de abrir en Conde de Orgaz (Plaza de Manuel Rodrigo, 7), con una propuesta que va a enamorar a los amantes de la cucina tradizionale italiana, y que, al igual que su hermana Fellina, rebosa Italia, frescura, tradición y Mediterráneo en estado puro.

Giulietta mantiene el mismo concepto de Fellina, el italiano referencia en Madrid, famoso por sus Spaghetti Carbonara, su Tiramisú en cafetera italiana y su Lambretta aparcada en la puerta: una trattoria a la que se va a comer bien y contundente, producto de calidad a un precio asequible. El Grupo Le Cocó siempre ha destacado por la buena ubicación de sus restaurantes, una decoración bonita y detalles que marcan la diferencia, como la música, el ambiente y su respeto por las mascotas (bien educadas), que son siempre bienvenidas a la familia con el distintivo dogfriendly.

Giulietta-portada

En cuanto a la decoración, han vuelto a contar con la interiorista Marta Banús (que también decoró Le Cocó y El Columpio), consiguiendo representar la esencia de La Toscana con detalles como el verde pistacho, la transparencia y la luz; los bodegones gigantes con peperoncino, aglio e pomodoro secco; calabazas, mazorcas de maíz, naranjas y limones; lavanda, tomillo y girasoles, y vitrinas decoradas con pasta multicolor, hierbas aromáticas y aceite de oliva.

La carta es 100% italiana donde predomina el producto fresco, pastas y pizzas caseras en todas sus versiones. Mantienen los platos que han triunfado en Fellina, como los Spaghetti alla Carbonara Originale siguiendo la receta auténtica romana y preparados en mesa y platos de cuchara como el Risotto Nero con Calamari e Polipetti o con Burrata e Salsiccia. Nosotras nos decantamos por compartir todos los platos, así podríamos probar varios. Como entrante pedimos Carpaccio di manzo y Tabla de embutidos italianos.

Continuamos nuestra experiencia gastronómica probando unos Espagueti con trufa, queso parmesano y huevo poché y unos Tagliatelle rojo con langostinos y espárragos verdes. Si os soy sincera, si tuviese que escoger uno de los dos, no se con cuál me quedaría, porque estaban espectaculares ambos platos.

Espagueti-con-trufa

Tagliatelle-rojo

Siempre hay que dejar un hueco para el postre porque su tiramisú en cafetera italiana es de los mejores que he probado en Madrid.

Una vez más, Esteban Arnaiz y Aynara Menchaca, junto a su socio Luis González, han dado con la fórmula mágica para triunfar en el complejo negocio de la hostelería. Hace cuatro años abrieron Le Cocó en Barbieri 15 y tras él, le han seguido El Columpio (Caracas 10), Random & Anónimo Club, un concepto completamente diferente que no acabó de convencer a sus socios y por el momento está cerrado y Fellina (Caracas, 21). Seguro que el pequeño en llegar, crecerá igual que lo han hecho sus hermanos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando entendemos que está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies