BUSCAR

Cómo combatir la ansiedad

Cómo combatir la ansiedad

Es frecuente encontrar en nuestro entorno personas que lidian con estrés y ansiedad a niveles bajos pero que tienen influencia en su vida diaria. La ansiedad nos deja en un estado de alerta constante, siendo incapaces de relajarnos y disminuir esa inquietud que nos embarga. Arrastramos cansancio, estamos más irritables y, en ocasiones, dormir no es tarea fácil.

Sabemos que a veces el ritmo de vida que llevamos  nos deja poco tiempo para respirar. El trabajo o las preocupaciones del día a día van llenando nuestros pensamientos y nos agotan.

Biofeedback, la conexión entre cuerpo y mente

Nomofobia, miedo irracional a estar desconectado

ansiedad

Si el problema es puntual y se corresponde con un momento de más agitación, de toma de decisiones o de un encargo o actividad determinada, podemos hacer pequeñas cosas que nos ayuden a sobrellevarlo hasta que cese. Si al mirar nuestra vida tal y como está planteada vemos que el ritmo no va a bajar también podemos incluirlas en la rutina diaria para beneficiarnos de sus efectos:

El ejercicio físico moderado y de cualquier clase

Dos o tres veces por semana, superando los veinte minutos nos ayudará a soltar tensiones y relajar la musculatura, además de hacernos segregar endorfinas que tienen efectos calmantes en nuestro organismo.

Ansiedad en el día a día

Incluir algún momento para la meditación

O, simplemente dejar los pensamientos pasar, sin detenernos en ellos, puede ayudarnos a aquietar la mente y despejarla. Después de practicarlo durante algunos minutos cada día veremos sus resultados.

Aburrirse

El aburrimiento es una señal de que estamos descansando y dejando de lado el curso ajetreado del día, olvidándonos por un rato de lo que hay que hacer, las urgencias y los problemas.

Mantener unos hábitos que nos ayuden a conciliar el sueño

Como no hacer nada que nos requiera esfuerzo mental un par de horas antes de ir a dormir, tomar un vaso de leche, darnos una ducha relajante. Estas rutinas, además de mantener estables las horas a las que vamos a la cama y nos despertamos pueden ayudarnos a tener un sueño reparador.

Ansiedad en el día a día

Vivir el momento

Por último, vivir en el aquí y el ahora, evitando anticipar el futuro, nos hace disfrutar de los pequeños momentos, concentrarnos sólo en el trabajo que tenemos que realizar y apartar de nuestros pensamientos todo lo que nos inquieta. Existen técnicas muy sencillas que nos ayudan a reubicarnos en el presente: a veces basta con sentarnos cómodamente y sentir el peso de nuestro cuerpo, escuchar los sonidos que nos rodean, el contacto de nuestros pies con el suelo…

Si los síntomas habituales del estrés se prologan más allá de seis meses y están interfiriendo con vuestro funcionamiento normal podéis consultar con vuestro médico o psicólogo, ya que quizá se trate de un posible Trastorno de Ansiedad Generalizado, problema que abordaremos en un próximo post. Existen muchos tipos de tratamiento y técnicas que os ayudarán a manejarlo.

Deja un comentario