BUSCAR

“Secretos de Estado” – Capítulo 7

“Secretos de Estado” – Capítulo 7

Esta noche Telecinco estrena el capítulo 7 de la serie de intriga política “Secretos de Estado“.

“Secretos de Estado” – Capítulo 5

“Secretos de Estado” – Capítulo 6

¿Cuál es el precio que hay que pagar por llegar a la cima del poder político?. Y, una vez en la cumbre, ¿hasta qué punto pueden influir las directrices del partido y el círculo más íntimo y personal de un dirigente en las decisiones que afectan a todo un país?

Secretos de Estado - Capítulo 7 © Mediaset
Secretos de Estado – Capítulo 7 © Mediaset

Miryam Gallego, Emmanuel Esparza, Michelle Calvó, José Luis García Pérez y Jesús Castro protagonizan esta ficción de Mediaset España. Cuenta también en su elenco con conocidos intérpretes como Patxi Freytez, Francisco Ortiz, Vicky Luengo, Estefanía de los Santos, Miquel Fernández y Sara Vidorreta, entre otros.

Secretos de Estado - Capítulo 7 © Mediaset
Secretos de Estado – Capítulo 7 © Mediaset

Secretos de Estado’ es una historia de ambición, pasión, traición e intereses enfrentados. En ella se ven envueltos el presidente del Gobierno, la primera dama e importantes cargos del Ejecutivo. La acción se desencadena cuando un imprevisto intento de magnicidio pone sobre la palestra importantes fisuras en el entorno más cercano del jefe de Ejecutivo. Esto marcará un punto de inflexión en el matrimonio presidencial.

Ver galería

Sinopsis – “Secretos de Estado” – Capítulo 7

Tras ser delatado por la jefa de la banda delictiva a la que pertenece, Juan es sorprendido por la policía durante una entrega de mercancía. Desesperado y completamente acorralado, el joven narcotraficante trata de huir y se ve obligado a secuestrar a Laura Guzmán, que le acompañaba en ese momento.

Este inesperado suceso obligará al presidente y a Ana Chantalle a gestionarlo como padres y como dirigentes políticos.

Además, Andrés Rivera jugará un papel esencial durante el arriesgado rescate de su amada, en el que contará con el apoyo del agente del CNI Carlos Castillo.

 

Deja un comentario