BUSCAR

Primeras declaraciones de Jorge Javier Vázquez tras ser operado de un aneurisma cerebral

Primeras declaraciones de Jorge Javier Vázquez tras ser operado de un aneurisma cerebral

Jorge Javier Vázquez fue operado por un aneurisma cerebral, como indica su parte médico. Además él mismo lo ha confirmado a la revista “Lecturas”, donde ha hecho sus primeras declaraciones.

Lara Álvarez comienza su nueva aventura

Kiko Rivera e Irene Rosales, los primeros concursantes de ‘GH Dúo’

Después de su ingreso y ser sometido a una intervención de urgencia, Jorge Javier Vázquez ha querido compartir su parte médico a través de un comunicado de Mediaset.

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez

En nombre de Jorge Javier Vázquez, remitimos parte médico del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela de Madrid.
El paciente D. Jorge Javier Vázquez ingresó en el hospital el pasado día 16 de marzo con un cuadro de hemorragia subaracnoidea de origen aneurismático que fue tratada por vía endovascular con un resultado plenamente satisfactorio.
Durante su ingreso, el paciente ha estado en todo momento consciente, sin afectaciones neurológicas y hemodinámicamente estable. La evolución de su cuadro clínico está siendo favorable.
Jorge Javier Vázquez quiere agradecer las muestras de cariño recibidas en los últimos días y al Dr. José Luis Caniego, al Servicio de Radiología Intervencionista, así como al resto de personal facultativo y de enfermería del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, que le están atendiendo durante su ingreso“.

Emotivo mensaje en Twitter

Además, el presentador ha escrito un mensaje en Twitter en el que asegura que quiere “agradecer siempre a la vida y a todos aquellos que os estáis preocupando por mi salud. Y ahora ya no puedo seguir porque entonces no paro de llorar. Gracias“.

Primeras declaraciones a “Lecturas”

También ha hecho sus primeras declaraciones en la revista “Lecturas”, donde explica como fue su ingreso, la operación y cómo se encuentra ahora. “El martes comienza a dolerme la cabeza. Poco. Lo achaco al cansancio. El miércoles por la noche me voy a la cama con un dolor que empieza a ser insufrible. Durante el jueves el dolor va y viene de manera intermitente y lo paso mal durante la gala. No puedo elevar la voz porque me retumba de manera insoportable en la cabeza. Al acabar estoy a punto de ir a urgencias, pero pienso que si duermo me despertaré mejor al día siguiente. No es así. Mi sobrino me escribe un mensaje diciéndome que se va de viaje y soy incapaz de llamarle para despedirme. Tampoco puedo contestar con todo el cariño que quiero a unos mensajes de Mónica Naranjo“.

Y continúa: “Total que a las 12 del mediodía no aguanto más y me planto en urgencias. Calman mi dolor y me hacen un escáner. Ven una manchita en el cerebro que puede ser un problema vascular congénito. Pregunto por lo del tumor. Lo descartan. Qué alivio. Me recomiendan hacerme una resonancia para descartar cualquier problema importante, pero los sábados no las hacen y tengo que quedarme ingresado para estar controlado. Adiós al Deluxe.

“También sufrí un ictus”

Esperaba echar a volar como en otras ocasiones, pero me quedé a medio gas. Tanto que incluso me llegué a aburrir. Pero el aburrimiento se desvaneció en cuanto acabó la prueba y en el mismo quirófano el doctor me dijo que había visto algo gravísimo. Que teníamos que operar ese mismo día, lo antes posible. Que si no hubiera acabado de desayunar a las 12 se ponían ya manos a la obra, pero por culpa de eso tenían que esperar. Diagnóstico: aneurisma congénito que ha desembocado en una pequeña hemorragia. Ha sido leve. Podría haber sido peor. Muchísimo peor. Me despierto en la UCI tranquilísimo: todo ha ido bien. A falta de uno me han colocado dos stent.” Los médicos le informaron además de otro percance: “Ha venido el doctor a decirme que ahora que habían pasado las horas era cuestión de hablar claramente. También sufrí un ictus. Las consecuencias podrían haber sido trágicas (…)“.

Deja un comentario