BUSCAR

Practica el Dumpling

Practica el Dumpling

Bestt Foodies By Sebastián Merino.

Prácticamente todas las gastronomías del mundo presumen de estos curiosos trozos de masa rellenos, que se llaman dumpling, tan de moda ahora. Pero para orientaros, vamos a centrarnos en los orientales. Gyoza, jiaozi, shaomai o wontons son ya términos habituales en el vocabulario de los foodies. Para los no iniciados, sus nombres depende del país asiático del que procede. Y Madrid está repleto de rincones mágicos donde empaparse de ellos.

Kanbun (López de Hoyos, 327) es una taberna oriental recién inaugurada donde poder tapear comida asiática en un entorno de lujo pero a precios asequibles. Prueba sus Dim Sum, las gyozas, sumai con foei y pez volador y el Kao de pato.

Kao de langostinos, Kanbun
Kao de langostinos, Kanbun

Shanghai mama (Infanta Mercedes, 62) ha llegado para revolucionar la capital a golpe de palillo. Destacan sus dumpling con masa casera, que elaboran a diario. Su carta se transporta a la gastronomía china que se come en las calles de Shanghái: shaomai con verduras o con langostinos, Bao de carne.

Sala con bicicleta, Shanghai Mama
Sala con bicicleta, Shanghai Mama

Con 15 años de experiencia, el restaurante Kyoto (Camilo José Cela, 1. Las Rozas) es un referente. ¿Su diferencia? La fusión Oriente y Occidente: sabores de Japón, Tailandia y China cocinadas con técnicas mediterráneas, donde juegan un papel único las elaboraciones a baja temperatura y el horno Josper, que muchos conocerán por el programa Masterchef. Espectacular.

Si-Mai de cerdo ibérico, Kyoto
Si-Mai de cerdo ibérico, Kyoto

La invasión de los dumpling asiáticos llega incluso a las tabernas más castizas. Matritum (Cava Alta, 17) ha caído rendida a sus sabores incorporando un exquisito Dumpling de ‘trinchat’ de butifarra y gamba roja.

Dumpling de trinchat, Matritum
Dumpling de trinchat, Matritum

Y los que quieran un paso más, las tres escuelas de cocina Kitchen Club de la capital te enseñan a preparar y a degustar exquisitos Dim sun de gambón y cerdo.

 

Deja un comentario