BUSCAR

Nuevo propósito 2016: Aprender a cocinar sano

Nuevo propósito 2016: Aprender a cocinar sano

Hervido, a la plancha, la técnica Wok… aprendemos los beneficios de los diferentes tipos de cocción sin que los alimentos pierdan sus nutrientes.

cocina-sana-3

Llega fin de año y los nuevos propósitos para el 2016. Uno de los más planteados es llevar un estilo de vida saludable y aprender a cocinar sano. PronoKal Group® no ayuda a conseguirlo, y nos propone que este nuevo año que descubramos nuevas formas fáciles de cocción baja en grasa que aportarán variedad y todos los nutrientes en tu alimentación. Además gracias a las diferentes cocciones podemos resaltar el sabor de los alimentos. ¡Elige la que más te guste!

Hervido: ¡Ideal para huevos, patatas, arroces y pastas!

cocina-sana-2Consiste en sumergir los alimentos crudos en agua y llevarlos a ebullición. Permite cocinar los alimentos de una forma sana y saludable; pero esta técnica hace que perdamos vitaminas hidrosolubles y algunos minerales, al cocinar verduras y hortalizas. Elisabeth Vázquez, nutricionista de PronoKal Group® nos aconseja: “Aprovechar el agua de la cocción al hervir las verduras para hacer otras preparaciones culinarias, como salsas y cremas.”

Por otro lado, cuando se utiliza una olla a presión, la temperatura alcanzada son los 120º C, por lo que se disminuye el tiempo de cocción y permite conservar mejor las sustancias nutritivas y organolépticas. La cocción a presión, es ideal para verduras y hortalizas.

Al Vapor: ¡Ideal para cocinar verduras manteniendo todo su sabor, olor y color!

¿Sabías que los alimentos cocinados al vapor pierden menos nutrientes que los hervidos? Esta técnica utiliza el vapor de agua para cocinar los alimentos, pero nunca los sumerge en ella. Al no utilizar aceite, el valor calórico de los alimentos no aumenta. Se acostumbra a utilizar un recipiente especial, como vaporeras, canastas de bambú o utensilios de silicona, diseñados con este fin.

Papillote: ¡Ideal para saborear pescados y verduras!

Se necesita para ello papel de aluminio o papel vegetal (especial para horno) donde se envuelven los alimentos y se introducen en el horno. Esta técnica utiliza el vapor que desprenden estos alimentos al cocinarse, para dar sabor, sin necesidad de cocinar con grasas, como mantequillas y/o aceites.

Horno: ¡Ideal para carnes, pescados y verduras!

Permite cocinar de una forma limpia y sana, gran cantidad de platos para toda la familia. Los alimentos cocinados en él, conservan todo su sabor y propiedades, a la vez que permite asegurar, un sabor más jugoso de los alimentos.

Plancha: ¡Ideal para carnes y verduras!

Rápida y fácil, la plancha puede ser de gas o de electricidad, y permite cocinar sin necesidad de añadir aceite. Con la plancha, los alimentos adquieren un delicioso sabor, parecido a la parrilla o la brasa, pero sin necesidad de llegar a quemar los alimentos. Eso sí, debemos mantener en buen estado, este tipo de planchas.

Wok: ¡Técnica llegada de Asia, ideal para cocinar carnes, mariscos y verduras cortadas a trozos muy pequeños!

Utiliza una característica “sartén”, abombada en el fondo, de unos 30 cm de diámetro. Esta determinada forma, permite mantener el sabor y olor, de los alimentos cocinados en ella. Utiliza muy poca cantidad de aceite, lo que permite elaborar deliciosas recetas, bajas en calorías y en poco tiempo.

 

 

 

Deja un comentario