BUSCAR

El mejor regalo por San Valentín: Tiempo

El mejor regalo por San Valentín: Tiempo

psicologia clave

Existe una fuerte creencia entre muchas personas de que tener hijos te hace más feliz. De hecho, la mayoría de los adultos jóvenes tienen planes de tener hijos cuando sean mayores, y creen que tener hijos algún día los hará sentir más satisfechos con sus vidas. Además de sentir que tener hijos te hace una persona más feliz, también existe una creencia común entre los adultos de que tener hijos hace que el matrimonio sea más fuerte. Pero, aunque hay alguna evidencia de que las parejas con hijos tienen menos probabilidades de divorciarse que las parejas sin, resulta que tener hijos podría no hacer que tu matrimonio sea tan feliz como cabría esperar.

san valentin tiempo

De hecho, aunque la mayoría de las parejas expresan menos satisfacción con su matrimonio a lo largo del tiempo, los investigadores que estudiaron a 218 parejas en sus primeros 8 años de matrimonio informaron que las parejas que tuvieron hijos experimentaron una disminución más pronunciada en la satisfacción de sus relaciones que las parejas que no lo hicieron. Esta disminución tendió a ocurrir justo después de tener su primer hijo y duró varios años, por lo que no es solo la transición inicial a la crianza de los hijos lo que afecta el matrimonio, es tener hijos en general.

Una razón muy importante por la que la satisfacción matrimonial disminuye después de tener hijos es probablemente el estrés. Una vez que una pareja felizmente casada decide tener un bebé por primera vez, de repente hay una tensión extra en su tiempo, sus finanzas y sus nervios. Entonces, ¿qué podemos hacer para reducir el estrés? Aunque hay muchas estrategias para reducir el estrés que podemos usar para aligerar la carga de nuestras relaciones, un estudio reciente proporciona una sugerencia simple. En una encuesta a gran escala que abarcó los Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y los Países Bajos, los investigadores informaron que el estrés se asoció con una disminución de la satisfacción con la vida. Es importante destacar que también encontraron que las personas que tienden a gastar dinero en servicios: alguien que les limpia la casa, alguien que corta el césped, o incluso salen a comer de vez en cuando, están menos estresados ​​en general, y de hecho, más felices.

san valentin tiempo

Estos investigadores pasaron a hacer un experimento que analizó si gastar dinero en servicios que ahorran tiempo puede actuar para reducir el estrés y hacer que la gente sea más feliz. Le dieron a un grupo de adultos dinero para gastar ($ 40) durante dos fines de semana consecutivos. El primer fin de semana, a los adultos se les dijo que gastaran el dinero en algo que les ahorraría tiempo. El segundo fin de semana, les dijeron que gastaran el dinero en algo para ellos, una compra sustancial. Después de cada fin de semana, los experimentadores llamaron a los adultos y les preguntaron qué contentos estaban y qué tan estresados ​​se sentían. De acuerdo con los resultados de su encuesta, los adultos informaron sentirse significativamente menos estresados ​​y felices después de gastar dinero en algo que les ahorró tiempo, que en una compra material. Además de eso, había un vínculo directo entre cómo los adultos estresados ​​decían que se sentían y lo contentos que estaban, sugiriendo que la reducción del estrés en sí misma era lo que hacía que estas personas se sintieran más felices (Whillans, Dunn, Smeets, Bekkers y Norton).

Entonces, si estás casado o en pareja con hijos y no tenéis la tendencia de encontrar el tiempo para hacer las cosas que os gustan y relajan, quizás el regalo perfecto para el Día de San Valentín este año no sean flores o bombones, simplemente lo que necesitáis es tiempo. Si estás ahorrando para un regalo, tal vez es mejor que gastes ese dinero en algún tipo de servicio que te permita ahorrar tiempo que puede pasar junto a tu pareja y/ o hijos. O si no tienes dinero extra para algo así, tal vez hacer algo en casa que su pareja normalmente hace (por ejemplo, limpiar, cortar el césped, llevar a los niños por el día) puede hacer que su ser querido esté menos estresado y más feliz que con cualquier cosa material que pensaste que podría ser el regalo perfecto. Si estás criando solo a tus hijos, tal vez darte el permiso para relajarte un poco y pasar tiempo contigo mismo sea un buen regalo. Cualquiera que sea la situación, todos podríamos usar un poco de tiempo extra de nuestras responsabilidades para destinarlo a nuestro bienestar espiritual, así que ya seas tu o tu pareja que os sintáis un poco sobrepasados por el día a día, tal vez el regalo de un poco de tiempo libre sea el día de San Valentín que necesitas.

PSICOLOGIA CLAVE: Elena Sánchez-Porro e Irene Albert Cebriá

Deja un comentario