BUSCAR

Linda Evangelista enseña por primera vez su cuerpo tras quedar “desfigurada”

Linda Evangelista enseña por primera vez su cuerpo tras quedar “desfigurada”

Linda Evangelista enseña por primera vez su cuerpo tras quedar “desfigurada”: “No me reconozco físicamente, pero tampoco me reconozco como Linda Evangelista, la supermodelo“.

Linda Evangelista confiesa que sufre una depresión tras quedar “desfigurada” por un tratamiento esté

Tras ser considerada como una de las top models más prestigiosas del mundo en los años 90 junto a Claudia Schiffer, Cindy Crawford y Naomi Campbell, Linda Evangelista, de 56 años, ha mostrado por primera vez su cuero tras quedar “brutalmente desfigurada“.

Linda Evangelista © Instagram
Linda Evangelista © Instagram

La modelo canadiense llevaba desaparecida desde hace más de cuatro años. En septiembre de 2017 se publicaba la última fotografía de Linda Evangelista, desde entonces ni rastro de la top hasta el pasado mes de septiembre regresaba a sus redes sociales para explicar que un tratamiento estético la había dejado “brutalmente desfigurada” y presentaba una demanda contra la empresa de cirugía estética responsable. Como consecuencia de este tratamiento estético Linda Evangelista confesaba que había caído en una profunda depresión que la recluiría durante cuatro años.

Esta semana Linda Evangelista ha reaparecido públicamente en la portada de la revista ‘People’ donde concede además una entrevista en la que habla abiertamente sobre el dolor emocional y físico que ha ensombrecido su vida en los últimos años después de haberse sometido a CoolSculpting, un popular procedimiento de congelación de grasa aprobado por la FDA que ha sido promovido como una alternativa no invasiva a la liposucción pero que a la modelo la dejó “permanentemente deformada” y “brutalmente desfigurada“, según sus propias palabras.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Linda Evangelista (@lindaevangelista)

En la entrevista, la modelo confiesa: “Me encantaba estar en la pasarela. Ahora temo encontrarme con alguien conocido“. Y añade “ya no puedo vivir así, escondida y avergonzada. Simplemente no podría vivir más con este dolor“.

La publicación explica que, tres meses después de los tratamientos estéticos de Evangelista, la modelo comenzó a notar protuberancias en la barbilla, los muslos y el área del sujetador. Las mismas zonas que había querido reducir estaban creciendo y endureciéndose. Más tarde se entumecieron. “Traté de arreglarlo yo misma, pensando que estaba haciendo algo mal“, afirma la ‘top model’. Entonces empezó a hacer dieta y más ejercicio. “Llegué a un punto en el que no comía nada. Pensé que estaba perdiendo la cabeza“.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Linda Evangelista (@lindaevangelista)

Finalmente decidió acudir a su médico: “Estaba llorando y le dije: ‘No he comido, me muero de hambre. ¿Qué estoy haciendo mal?’. El médico le diagnosticó ‘hiperplasia adiposa paradójica’ (HAP). «Yo le dije, ‘¿Qué diablos es eso?’ Y me contestó que ninguna dieta ni cantidad de ejercicio iba a solucionarlo“.

Al compartir su historia Linda Evangelista trata de recuperar la confianza en sí misma compartiendo su sufrimiento y dura experiencia que ha marcado su vida para siempre: “Siempre supe que envejecería. Pero no pensé que me vería así“… “No me reconozco físicamente, pero tampoco me reconozco como Linda Evangelista, la supermodelo“… Simplemente la top “se ha ido“.

Deja un comentario