BUSCAR

Relaciones de pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

Relaciones de pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

Conocidos son estos cuatro caballeros que montan sobre caballos blanco, rojo, negro y bayo que aparecen en el capitulo sexto del Apocalipsis. Representan respectivamente a la victoria, la guerra, el hambre y la muerte, pero son otras muchas las representaciones que se han hecho de estos 4 jinetes. Hoy os mostramos 4 patrones de comunicación e interacción que animan a una pareja a terminar en separación con un 85% de probabilidad si son repetidos de forma constante y reiterada (“Siete reglas de oro para vivir en pareja” – Gottman). Vamos a describirlos para que podáis conocerlos y no permitáis que estos 4 caballeros galopen en vuestra relación de pareja.

El primer «te quiero/te amo», cuándo decirlo y su significado

Relación sexual perfecta… 10 minutos

1. La crítica

Las críticas sistemáticas que empiezan por tu siempre llegas tarde”, “tú nunca me escuchas”, “tú eres un insensible”, van a generar que tu pareja sienta criticada su personalidad, sus características y no sus conductas que son realmente las que se pueden cambiar. Sería mejor decir: “a mí no me sienta bien que me hables a voces”, “me gustaría que me hablaras de forma más calmada”. Hablar en términos de lo que te gustaría y no tanto de lo que te quejas implica un tono más amable y conciliador.

La pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

2. Actitud defensiva

Este jinete se caracteriza por una actitud en  la que no se aceptan errores y lo que la otra persona nos dice. Además de no aceptar lo que nos plantea nuestra pareja, contestamos con una actitud de autodefensa:

1º-“No nos llevamos bien últimamente” – “Como nos vamos a llevar bien si eres una neurótica”.

2º- “Veo que no se puede hablar contigo” – “Es que como se va a hablar si llegas tarde siempre”.

Como veréis en los ejemplos se responde con un contraataque y no realmente a lo que nos propone la otra persona. Para luchar con este jinete es necesario “darse cuenta” y preguntarnos: ¿tiene razón la otra persona? Si sentimos que no la tiene podemos responder diciendo: “Entiendo que estés enfadado/a, porque si ves así las cosas yo también lo estaría. Pero yo no lo veo así. Me gustaría que me pusieras un ejemplo de lo que me dices para poder entenderte”. Del mismo modo, si ves que tu pareja si tiene razón reconóceselo: “Tienes razón cuando dices que salto a la mínima, pero no sé cómo controlar esta situación. Me gustaría que me avisaras cuando veas que voy a saltar y empezar a controlarme”. De esta manera nos aliamos con nuestra pareja, creando estrategias de comunicación más que de defensa, apartándonos y distanciándonos de los ataques.

La pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

3. El desprecio

 

Es un paso más allá de la crítica; este jinete descalifica de forma más profunda. La crítica va acompañada de un lenguaje no verbal que la agudiza y menosprecia a la otra persona: ojos hacia atrás, resoplidos, ceño fruncido, brazos cruzados, etc. Se realizan comentarios con un alto grado de sarcasmo y humor irónico: “tú eres una superwoman que no se confunde jamás de los jamases”. El desprecio va en aumento cuando acostumbramos a acumular ideas negativas sobre nuestra pareja. Por eso es necesario hablar en los términos que nos referíamos en puntos anteriores: las conductas que nos gustaría que cambiasen, no tanto en quejas.

La pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

4. Petrificación o indiferencia

Este jinete representa un patrón conductual de guardar silencio en vez de hablar. Se mantiene una postura distante, con cara inexpresiva, evitando cruce de miradas y señales que indiquen que estamos atentos a la conversación, así como un total y absoluto silencio. Se actúa como si no importara nada lo que se está diciendo, provocando en el otro una sensación de estar hablando con una pared. Usar esta táctica de vez en cuando sirve para calmar los ánimos, pero cuando su uso es reiterado, indica pasotismo y falta de interés en resolver los problemas.

La pareja y los 4 jinetes de Apocalipsis

Ahuyenta a estos malvados jinetes y lucha por crear nuevas pautas de comunicación con tu pareja.

Deja un comentario