Cómo hacer frente la vuelta al trabajo - magazinespain.com
BUSCAR

Cómo hacer frente la vuelta al trabajo

Cómo hacer frente la vuelta al trabajo

Los trabajadores con estrés y falta de motivación, así como las personas perfeccionistas e introvertidas son más proclives a sufrir la Depresión Post-Vacacional. La reincorporación al trabajo después del periodo estival, puede llegar a ser complicada para muchos creando el síndrome conocido: Depresión Post-Vacacional, por eso queremos dar varios consejos para hacer frente la vuelta al trabajo.

5 tareas sencillas para hacer en familia que facilitarán la “vuelta al cole”

El estrés, uno de los enemigos de la «operación bikini»

Este síndrome es relativamente reciente y en la mayoría de casos responde, al menos en parte, al actual estilo de vida de la cultura occidental, más rápido e impaciente. “La depresión post vacacional hace referencia al conjunto de síntomas clínicos que sufre una persona al finalizar el periodo estival y la subsiguiente reincorporación al curso escolar o la vida laboral” nos explica la Dra. Blanca Bueno, miembro de The Doctors.es.

Sus síntomas son:

La tristeza, apatía, insomnio, fatiga, aumento o disminución del apetito, irritabilidad y, en general, una marcada disminución de las capacidades y/o defensas para combatir el estrés laboral o académico.

En un estudio realizado en la Universidad de Vermont (EEUU) evidenció que las personas que viajan durante las vacaciones de verano se consideran más felices y que cuanto más lejos se viaja del hogar, mayor es la vivencia de felicidad. “Ciertamente, cuando finalizamos nuestro periodo estival, debemos “volver a la realidad”, retomando nuestras responsabilidades. Ante esta expectativa, es lógico, que las personas experimenten una cierta tristeza o desasosiego”.

En general, la persona supera con éxito este “síndrome” tras retomar sus responsabilidades al cabo de unas semanas. Sin embargo, como nos explica la doctora, si este conjunto de síntomas persistiera durante al menos un mes, es aconsejable solicitar atención médica, dado que podría derivar en un trastorno depresivo o adaptativo.

depresion post vacacional

¿Quién es más propenso a padecerla?

Existen factores constitucionales o biológicos que podrían facilitar el desarrollo de este “síndrome”. “Las personas con historial previo de trastorno depresivo, trastorno bipolar o trastorno afectivo estacional parecen ser más propensas. Por otra parte, rasgos de personalidad como el perfeccionismo, la introversión, o la falta de apertura a las nuevas experiencias son considerados cómo factores de vulnerabilidad”. En estos casos no se supera el impacto positivo que provoca el disfrute vacacional y volver a la rutina laboral puede llegar a desembocar en esta Depresión Post-Vacacional.

Los trabajos con estrés los más proclives para sufrir la Depresión Post Vacacional

La Depresión Post-Vacacional se suele dar de forma más frecuente tanto en un trabajo que exija un alto nivel de estrés, como en aquel en el que la persona no tenga una motivación”. “Podemos valorar que en épocas de crisis, la incidencia de la depresión post-vacacional será menor, puesto que, las dificultades económicas repercutirán negativamente en la capacidad de la persona distanciarse de la situación laboral y económica. De tal forma que el impacto sufrido por la persona tras reincorporarse a la vida activa es menor”.

estres

Consejos para evitar la Depresión Post Vacacional

Os aportamo fáciles consejos que pueden ayudar a prevenir la depresión post-vacacional:

  • Retomar una pauta horaria de sueño, una semana antes de volver al trabajo o a la escuela. Esto evitará que desarrollemos el famoso “jet lag” o desorden horario y ajustemos nuestro reloj biológico a nuestro nuevo ritmo de vida.
  • Reincorporación al trabajo en miércoles, no en lunes. De esta forma no agotaremos nuestros recursos al llegar el viernes.
  • Expectativas sobrevaloradas o excesivas sobre las vacaciones. Dicho de otra forma, no focalizar toda nuestra carga motivacional en la llegada del periodo estival. Para evitarlo, es recomendable la práctica de aficiones o actividades durante el fin de semana, rompiendo así la rutina laboral.
  • Otros hábitos saludables como reducir la ingesta de alcohol y cafeína durante los primeros días de trabajo o escuela. También es recomendable asegurar un tiempo para el descanso, durante las primeras semanas.

Si aún así con estos consejos, la persona se encuentra sometida a un elevado nivel de malestar psicológico y somático en su readaptación a la vida activa, la Dra. Bueno aconseja solicitar ayuda profesional, ya que en algunos casos, el tratamiento psicológico y farmacológico especializado, puede ser necesario.

Deja un comentario