BUSCAR

Ésto es lo que quiero – Parte II

Ésto es lo que quiero – Parte II

psicologia clave

Qué hacer con aquellos que no respetan nuestra autonomía

esto es lo que quiero

Retomamos aquí el post de la semana pasada, con más consejos para hacer frente a las personas manipuladoras.

¿Qué más podemos hacer para neutralizar las agresiones y poder tomar nuestras propias decisiones?

Toma distancia

Una vez esté claro este punto, es hora de cuidar de nosotros mismos. Normalmente, tomar distancia con la situación o con la persona da buenos resultados. La distancia puede entenderse de múltiples formas, desde tener muy presente en la relación que el otro es un manipulador, para que nos ayude a no caer en la trampa, limitar el contacto, elegir los momentos en los que relacionarse, separar tiempo para nuestra propia vida, elegir las cosas que sí le vamos a comunicar y las que no. En estos casos, protegerse en un derecho fundamental. Tal y como dijo una amiga: una cosa es dolerse y otra dejar que nos hagan daño. Es bueno y útil hacer un duelo por la relación que desearíamos tener con la persona, con una madre o un padre, por ejemplo, y otra dejar que nos dañe con sus comentarios o actuaciones.

esto es lo que quiero

Pequeños pasos para recorrer largos caminos

En esta parte nos acercamos más al día a día, para ver más claramente qué podemos hacer en estas situaciones. Al hilo de lo anterior, es muy importante tomar pequeñas decisiones para cuidar de nosotros mismos. A veces, incluso, pueden darnos la tranquilidad que deseamos sin que haga falta más.

  • Es tu derecho decir que no: las personas que quieren manipularnos tienden a identificar un no como un rechazo hacia ellos mismos. No permitas que te acobarden intentando hacerte cambiar de idea o haciéndose los sordos. Lo ideal sería poder mantenernos firmes sin llegar a la confrontación. Si no es posible, no te justifiques y recuérdales que tienen que respetar tu decisión.
  • No tienes por qué ser un libro abierto: elige qué información quieres transmitir y cuál te guardas para ti mismo. Puedes no compartirlo todo, porque eres dueño tanto de tus decisiones como de dicha información.
  • En la vida nadie te debe nada y tú no debes nada: especialmente las relaciones familiares viciadas por la manipulación se utilizan mucho los “deberías”

Tu brújula interior

esto es lo que quiero

Comenzar a obviar la opinión de otros puede causarnos inseguridad, sobre todo al principio. ¿Cómo empezarás a escucharte a ti mismo? Puede que en los primeros momentos te sientas un poco desamparado y te cueste saber qué quieres realmente o cuáles son de verdad tus gustos. El truco para afrontar estos descubrimientos es darse cuenta de que tenemos derecho a equivocarnos y también a cambiar de opinión. Nadie te pide que aciertes siempre con tu ropa o tus amistades. Las personas vamos viviendo experiencias y sacando conclusiones, pero no suele haber un criterio claro acierto-error. La mayor parte del tiempo nos conducimos reflexionando sobre lo que sucede, observándonos a nosotros mismos y decidiendo.

Descúbrete a ti mismo cada día, aprende sobre lo que te gusta y sobre lo que es importante para ti. Estas concusiones se irán acumulando y configurarán tu brújula interior; pero no te aferres a ellas por completo, ya que la vida es cambio y evolución. Recuerda que tú eres más que tus aciertos y tus fallos, más que las cosas con las que disfrutas o aquellas de las que huyes.

Confía también en tu intuición y aparta la culpa. Este sentimiento tan nocivo rara vez nos es de ayuda.

Os deseamos una feliz semana.

Elena Sánchez- Porro Frías e Irene Albert Cebriá

Te puede interesar

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando entendemos que está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies