BUSCAR

Elaboración de vinos blancos: Vinos Blancos II

Elaboración de vinos blancos: Vinos Blancos II

[google-translator]
Hablemos de vino

VINOS BLANCOS II : VINOS BLANCOS FERMENTADOS EN BARRICA

vino-blanco-II-5Se ha puesto de moda hace algún tiempo el vino blanco con barrica, en este tipo de vinos lo que se pretende es un envejecimiento del vino blanco para que éste sea tan complejo como un vino tinto o más.

Conseguimos cambiar la fructosidad de los vinos blancos jóvenes, su acidez, su frescor por complejidad, por matices de crianza, por sensaciones completamente diferentes que hacen de estos vinos blancos una auténtica maravilla.

Pero tengamos en cuenta que tenemos que elegir este tipo de vinos de una manera cuidadosa y estar seguros de que el vino que vamos a beber tiene una mínimas garantías de lo que esperamos, ya que, al estar de moda, algunas bodegas pueden elaborar vinos que no cubran nuestras expectativas.

 

vino-blanco-II-3Para elaborar los vinos blancos fermentados en barrica, empezamos seleccionando las uvas en el viñedo. Como para cualquier vino blanco de gran calidad, lo que necesitaremos es acidez, y la tenemos que conseguir de manera natural, o sea, en el viñedo. Ajustamos el momento de la vendimia para que la acidez que necesitamos para nuestro vino nos la aporte la propia uva y no tengamos que corregir el vino cuando vayamos a trabajar con él. Después de vendimiar lo llevamos a la mesa de selección y a continuación lo despalillamos, lo llevamos a la prensa y allí utilizando una presión no muy elevada, estrujamos las uvas para que estas saquen su mosto. En algunas bodegas tienen en contacto durante un pequeño tiempo el mosto con la piel de la uva, en la prensa o en los depósitos de acero inoxidable, pero siempre con la temperatura controlada para que no empiece la fermentación alcohólica. Cuando ha pasado el tiempo que se estima oportuno y el mosto ha adquirido las características que queremos y lo pasamos a otro depósito para que, de manera natural, decante y se limpie por él mismo, ya que las partículas solidas que tiene ese mosto caerán abajo y así por gravedad el mosto queda bastante limpio.

vino-blanco-II-4Ahora es cuanto empieza la fermentación alcohólica donde se transforma todos los azúcares en alcohol. Al terminar ésta algunos vinos blancos llegan a realizar la fermentación maloláctica, ya que tienen gran cantidad de acidez y ésta es transformada en ácido láctico. Aquí es cuando empieza las diferente formas de elaboración de los vinos blancos, unos enólogos la realizan la fermentación alcohólica en barricas de roble y también su posterior fermentación maloláctica, en este proceso se utiliza en «batonage», que consiste en remover el mosto con un palo y así oxigenar las levaduras, con lo que se reactivan las que estuvieran un poco aletargadas y así consumen todo el azúcar que quedara en el vino.

Después de terminar la fermentación maloláctica, el vino se limpia y se tiene el tiempo que se considere oportuno en barrica, haciéndole trasiegos como si de un vino tinto se tratara, después se embotella, se tiene un tiempo de espera y a continuación  el vino sale a la venta. A mi entender de esta manera se elaboran los vinos blancos fermentados en barrica de mayor calidad.

vino-blanco-II-6Otros enólogos después de realizar la fermentación alcohólica, no realizan la fermentación maloláctica ya que a sus vinos no les hace falta, porque la acidez que tienen es la que ellos desean. Ahora es cuando meten el vino en barrica, allí lo tienen el tiempo que consideran oportuno, después lo tienen un tiempo en botella y sale al mercado.

Los vinos blancos fermentados en barrica que están bien hechos no es para consumirles cuando salen al mercado, son vinos de guarda y además durante muchos años. Los franceses son grandes expertos en este tipo de vinos, pero sobre todo en consumirles a su tiempo debido. Un blanco fermentado en barrica podemos consumirlo perfectamente 5, 8 ó 10 años después de su cosecha, que es cuando están para su consumo óptimo. Su temperatura de consumo puede estar entre los 10 u 11ºC, ya que no pueden estar muy fríos, por que la baja temperatura nos escondería el poder disfrutar de todos los matices tanto en nariz, como en boca. En cuanto al color, son vinos que tienen un color más elevado colores dorados, tostados, etc… dependiendo del tiempo que tenga el vino. Pero el resultado final del vino merece muy mucho la pena, son grandísimos vinos y verdaderamente cuando se beben te hacen disfrutar, porque en cada sorbo encuentras matices completamente diferentes.

SALUD

Miguel Ángel Benito R.

Sumiller

vino-blanco-II-1 

Deja un comentario