BUSCAR

Ejercicios para aumentar el placer sexual

Ejercicios para aumentar el placer sexual

asexorarte-portweb

placer-sexual2Todo lo que pueda valer para poder tener más placer en cualquiera de las circunstancias erótico-sexuales que se tengan, siempre es bien recibido.

placer-sexual8Desde la antigüedad, en civilizaciones hindúes, japonesas, etc… se ha dado mucha importancia a los ejercicios que pueden fortalecer la zona genital, con el objetivo de conseguir mayor placer personal… o producir más placer en la pareja. En realidad lo que se fortalecen son los músculos de sostén de dichas zonas, son los músculos del llamado “suelo pélvico” o también los músculos pubococcígeos. Son un conjunto de estructuras musculares y ligamentosas que cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta y en suspensión a los órganos genito-urinarios.

Esta zona muscular puede quedar debilitada en algunas ocasiones por muchas causas como son los embarazos y partos, deportes de salto, retención repetitiva de orina, obesidad, tos crónica, estrés… etc. Y esta debilidad puede afectar en ocasiones a la función sexual, si es más severa.

Un buen estado de los músculos del suelo pélvico además de evitar determinadas patologías (incontinencia urinaria femenina y masculina, hemorroides, etc.), también permite conseguir tanto en el hombre como en la mujer más control sexual pues en los hombres se controla mejor la eyaculación y en las mujeres se consigue más fácilmente el orgásmo y con mayor percepción (entre otras ventajas).

placer-sexual3Si hacemos deporte para mantener fuertes los músculos de nuestros brazos, nuestras piernas… o nuestro sistema cardiovascular en forma… ¿por qué no mantener tonificado nuestro aparato urogenital también?.
Son ejercicios muy básicos que se pueden practicar en cualquier momento y nadie percibe que se están ejecutando. Estos ejercicios se llaman de Kegel, pues fueron ideados por el Dr. Arnold Kegel, para poder fortalecer esta musculatura.

1. El lento
Apretar los músculos como se hace cuando se intenta detener la orina, tirándolos hacia arriba. Contraerlos y mantenerlos así mientras se cuenta hasta 5 respirando suavemente. Luego, relajar durante 5 segundos más, y repetir la serie 10 veces.
Intentar aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación. Se empieza por 5 segundos en cada caso hasta llegar a los 20. Cuanto más tiempo se consiga aguantar la contracción de los músculos, más fuertes se harán.

2. El rápido
Apretar y relajar los músculos tan rápidamente como se pueda hasta que se canse o transcurran unos 2 ó 3 minutos (lo que suceda primero). Empezar con 10 repeticiones cuatro veces al día hasta alcanzar las 50 repeticiones diarias.

placer-sexual43. El ascensor (mujeres)
Este ejercicio requiere cierta concentración, pero sus resultados son muy buenos. La vagina es un tubo muscular con secciones en forma de anillo dispuestas una sobre otra. Imaginar que cada sección es una planta diferente de un edificio, y que sube y baja un ascensor tensionando cada sección. Empezar subiendo el ascensor suavemente hasta la primera planta, aguantarlo durante un segundo, y subir hasta la segunda planta. Seguir subiendo tantas plantas como se pueda (normalmente no más de cinco). Para bajar, aguantar también un segundo en cada planta. Cuando llegue abajo, intentar ir al sótano, empujando los músculos pélvicos hacia abajo durante unos segundos (tal y como ocurriría si imaginamos un parto). Finalmente, intentar relajar por completo la musculatura durante unos segundos. Sobre todo, no olvidar la respiración pausada y no realizar el ejercicio con ayuda de los músculos abdominales.

placer-sexual64. La onda
Algunos músculos del suelo pélvico están dispuestos en forma de un ocho, pero con tres anillos. Un anillo se sitúa alrededor de la uretra, otro alrededor de la vagina, y el último alrededor del ano. Contraer éstos músculos de delante a atrás y relájalos de atrás a delante.
Si es posible, estaría fenomenal distinguir entre la parte muscular cercana a la uretra , la cercana al recto y la intermedia. Pero esto se consigue cuando se lleve un tiempo haciendo los ejecicios.
Estaría bien hacer estos ejercicios tantas veces como se pueda al día. Cuando se empiezan a realizar, pueden parecer incómodos y raros, pero son muy útiles en las relaciones erótico-sexuales.

Por Ana Cabello Fernández

www.asexorarte.com

placer-sexual5

Deja un comentario