BUSCAR

Cuidar la piel en verano

Cuidar la piel en verano

En la época estival, protegerse del sol con una vestimenta adecuada y evitar la exposición directa a la radiación ayudará a cuidar la piel y la salud general. Mantenerse hidratado, cuidar la dieta y la nutrición y visitar al dermatólogo en caso de descubrir anomalías en la piel son algunas de las claves para evitar problemas cutáneos. Te damos 5 consejos para guardar la belleza de la piel en verano.

Soluciones para un cabello quemado y sin brillo (post verano)

Ampollas de proteoglicanos actúan frente a los signos de la edad

Limpieza de la piel

La piel del rostro debe limpiarse mañana y noche con leche limpiadora seguida de tónico, los cuales pueden guardarse en la nevera para favorecer un efecto tonificante y refrescante.

Sin embargo, la del cuerpo debe limpiarse con mayor suavidad ya que el sol, la sal y el cloro son grandes agresores de su equilibrio hídrico y la puede debilitar. Recurrir a geles sin jabón es la opción más adecuada. 

Cuidar la piel en verano

Hidratación y nutrición

Serums y cremas con carga de anti-oxidantes como la vitamina C y el té verde; humectantes como el ácido hialurónico; la glicerina y la urea, y agentes reparadores como el colágeno, la elastina y los aceites botánicos serán nuestros grandes aliados, tanto en el rostro como en el cuerpo. En cuanto a la nutrición, para cuidar de la piel en esta época del año es necesario que la alimentación diaria tenga el aporte suficiente de vitaminas, minerales y antioxidantes. Unos elementos presentes en las frutas y las verduras que ayudan a reducir los radicales libres, elementos responsables de la oxidación de los tejidos y del daño celular.

Protección

Imprescindible protegerse del astro rey a diario utilizando un filtro UV de calidad adecuado a las necesidades particulares de nuestra piel tras la rutina de la limpieza e hidratación. Y si de tomar el sol se trata, repetir la aplicación del producto cada 2 horas como mínimo, hayamos estado en el agua o no. No debemos querer conseguir un tono excesivo para nuestro foto-tipo, no resulta atractivo y puede generarnos problemas de salud y favorecer la aparición de arrugas, manchas, etc

Reparación

Es imprescindible aportarle a nuestra piel principios activos anti-oxidantes y reparadores que nos ayuden a contrarrestar las agresiones de sol, el mar, el cloro, el viento, etc. Los serums y cremas ricas en elastina y aceites nutritivos deben aplicarse cada noche. Mientras que las mascarillas hidratantes podrán ser aplicadas a diario.

Internamente

Beber agua en abundancia, frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras de alta calidad y evitar todo tipo de comidas procesada, bebidas azucaradas y carbonatadas, harinas y bollería en la medida de lo posible nos ayudará a mantener un equilibrio interno optimo y nos asegurará un aporte de antioxidantes adecuado que repercutirá en la belleza y fortaleza de nuestra piel.

Deja un comentario