BUSCAR

Cambia lo que comes y cambiarás el mundo

Cambia lo que comes y cambiarás el mundo

En su libro “Cambia lo que comes y cambiarás el mundo“, el nutricionista y deportista sueco Nicklas Gustafson nos da las claves que nos permiten elegir los productos más adecuados para nuestro organismo.

Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab
Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab

Nicklas Gustafson es un empresario sueco de 47 años residente en España, país del que se declara enamorado. Este amante de las nuevas tecnologías, la cocina y el deporte –participante habitual de la prueba de atletismo Ironman y de los principales maratones internacionales– siempre ha cuidado mucho su alimentación, en parte por tradición familiar y, también, debido a su celiaquía.

Casualmente, a través de una amiga, en 2013 descubrió la existencia de la dieta Paleo, que vino a confirmar muchas de sus teorías, y se dedicó a investigar en profundidad sus fundamentos y beneficios, asombrado por cómo pequeños cambios en su alimentación hacían que se sintiera mucho mejor. Comenzó por eliminar el azúcar y todos los alimentos procesados –algo que ya le recomendara su abuela cuando era niño– y la curiosidad le empujó a formarse profesionalmente, obteniendo el título de Experto en Dietética y Nutrición Humana por la Universidad de Cádiz. Ahora, Gustafson, autor de un popular blog sobre la dieta Paleo con recetas sabrosas y divertidas, se ha decidido a publicar un libro que condensa todo su conocimiento, titulado “Cambia lo que comes y cambiarás el mundo. The Natural Athlete”.

Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab
Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab

La dieta Paleo: Vuelta a los orígenes

La dieta Paleo –palabra que significa ‘primitivo’ y que remite a eras geológicas pasadas– propone volver a nuestras raíces como especie en materia de nutrición y está basada en la ingesta de los alimentos que el ser humano consumía ya al principio de su existencia en la Tierra. Hace 2.800.000 años no tomábamos azúcar refinado ni productos procesados, sino alimentos naturales y nutritivos que posibilitaron nuestra evolución. Aunque el libro de Gustafson se apoya en los principios de esta dieta, propone ir más allá: es necesario escuchar el propio cuerpo y entender lo que nos sienta bien, descansar, estar en contacto con la naturaleza, disfrutar de las pequeñas cosas y vivir de una manera responsable. En definitiva, nos plantea un cambio en nuestro estilo de vida para vivir más, mejor y más felices.

El exceso de azúcar y de carbohidratos

Gustafson analiza por qué en la sociedad actual comemos tan mal (por comodidad, falta de tiempo, un mal entendido ahorro, etc.) y, sobre todo, por qué quienes deben velar por nuestra salud no fomentan un cambio de esos malos hábitos de consumo. Su tesis denuncia que, frente a graves problemas del primer mundo como la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, surgidos en los años 60, las campañas lanzadas por los gobiernos se han encaminado a promover el consumo de productos bajos en grasas, sin alertar sobre la cantidad de azúcares ni de carbohidratos refinados que se ingieren, muy perjudiciales. El consumo excesivo de azúcar está teniendo desastrosas consecuencias, pero tras él se encuentran los intereses económicos de potentes lobbies de la industria alimentaria. El libro también desmonta diversos mitos de la alimentación, como la demonización de las grasas, la fe ciega en la típica pirámide alimentaria, la necesidad de comer cinco veces al día o la importancia de un desayuno copioso.

The Natural Athlete: Más allá de la dieta Paleo

Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab
Nicklas Gustafson -Fotografia Oscar Ab

En la segunda parte del libro, Gustafson presenta su programa The Natural Athlete, una revolucionaria manera de entender la alimentación que hunde sus raíces en la dieta Paleo y, al igual que ésta, preconiza recuperar los buenos hábitos de nuestros orígenes, cuando ingeríamos sólo productos naturales, frutos que seguían su ciclo de maduración y animales que vivían en libertad, y no llevábamos un estilo de vida totalmente sedentario como ahora. Propone que seamos conscientes como consumidores y sigamos una alimentación sensata y natural basada en frutos secos y semillas, legumbres, verduras y frutas de temporada, huevos, pescados y mariscos, lácteos y proteínas de animales alimentados con pasto y en entornos libres. Esta dieta, sobre todo si se combina con ejercicio y aire libre, se reflejará rápidamente en nuestra forma física: transformará la composición corporal (más músculo y menos grasa), aumentará la energía, mejorará la calidad del sueño, la salud intestinal, la función pancreática, etc.

Alimentarse bien no implica renunciar al sabor, y Gustafson ofrece un completo conjunto de recetas clasificadas en siete capítulos: desayunos, smoothies y otras bebidas naturales, aperitivos y panes, comidas, cenas, postres y salsas. Desde unas barritas de frutos secos, dátiles y chía, hasta una panceta con ensalada de col, unas fajitas de pollo y batata o un solomillo de ciervo con salsa bearnesa; e incluso una pizza napolitana o unos gofres.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia como usuario. Si continúa navegando entendemos que está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies