BUSCAR

El calvario que sufrió Isa Pantoja a manos de la familia Pantoja

El calvario que sufrió Isa Pantoja a manos de la familia Pantoja

El calvario que sufrió Isa Pantoja a manos de la familia Pantoja, según su niñera Dulce Delapiedra: “Le daban comida caducada“.

Isa Pantoja confiesa: “Siempre he querido ser notario”

Isa Pantoja muy dolida con su hermano Kiko Rivera

Tras varios meses de ausencia, la que fuera niñera de Isa Pantoja, Dulce Delapiedra ha reaparecido públicamente para conceder una entrevista en exclusiva a la revista ‘Lecturas’. Un desgarrador testimonio en el que narra sin tapujos las supuestas humillaciones que, siempre según ella cuenta, sufrió la joven por parte de su hermano, Kiko Rivera, y la familia Pantoja. 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Lecturas (@revistalecturas)

Eso sí, cuando se refiere a “los Pantoja” no se refiere a Isabel, todo lo contrario. Deja claro desde la primera frase que el calvario que sufrió Isa siempre se producía cuando la cantante se iba de gira. Era salir Isabel por la puerta, recuerda Dulce en su entrevista, y Cantora se convertía en una especie de “casa de los horrores” que ella achaca al machismo de Kiko Rivera. “Lleva humillándola toda la vida. Ella le tenía adoración y él no la ha correspondido con en nada“… “Cuando la madre no estaba en casa, en Cantora o en La Moraleja, la niña no existía… La hacían de menos, y un día se dio cuenta y dijo ‘mamá no te vayas, que cuando te vas me critican’“.

“Nos hacía comer caducado cuando ella estaba embarazada”

Juani (Juan, el hermano de Isabel), controlaba la comida y nos hacía comer caducado cuando ella estaba embarazada. La comida que no era de nevera la escondían en su cuarto, la guardaban allí para que no se nos ocurriera cogerla“, narra la niñera, que después especifica: yogures pasados de fecha.

Kiko Rivera e Isa Pantoja © Instagram
Kiko Rivera e Isa Pantoja © Instagram

En su duro testimonio, relata que Isa tuvo riesgo de aborto pero no le dejaron sus coches para trasladarla al hospital. “Para Juan estar pendiente de Isa era una carga. Isabel lloró al saberlo”. Recuerda también que el embarazo de la joven fue muy duro: “Tanto que presume su hermano, no le hizo ni una visita. El centro de atención para esa casa era Kiko“. De hecho, al nacer el hijo de Isa Pantoja se referían a él como “el otro“. “El nuestro” era el hijo de Kiko. “Hasta la propia Anabel lo decía“.

Incluso llega a afirmar, según Dulce, que le planteó a su hermana abortar. Dice además que Isabel le quería dejar a ella la tutela de la niña porque no confiaba en Kiko y aclara que Isa nunca fue al hospital a ver a Irene cuando acababa de dar a luz porque su hermano le pidió que no lo hiciera para no montar un circo. Luego ofreció una entrevista exclusiva criticándola por su actitud.

Uno de los episodios más polémicos fue el de la manguera, que ha corrido de boca en boca pero nunca llegó a aclararse. Según la niñera de Isa, la joven estaba interna y Kiko fue a buscarla tras vivir un incidente. La exniñera de Cantora advierte que “en las condiciones en las que se encontró a su hermana tenía que haberla cogido y haberla protegido más que nunca”. Sin embargo, llegó con esa frialdad, la llevó al patio y le dio con la manguera con agua fría. Yo me la encuentro como nunca antes, estaba pidiendo auxilio. Luego él se marchó a contárselo a su pandilla, orgulloso, de cachondeo. Algunos de sus amigos estaban delante.

La ‘traición’ de Anabel a Isa

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Anabel Pantoja (@anabelpantoja00)

En su entrevista Dulce Lapiedra también tiene duras palabras para la sobrina de Isabel Pantoja, Anabel.Mi niña (Isa Pantoja) se puso un tatuaje de su madre, la marca de un beso, y Anabel fue a hacerse después el mismo. Con los labios de la tía, no de su madre“.

Además afirma que “Anabel pactó un ‘Deluxe’ hablando de Isa para que no sacaran las pruebas de una infidelidad a un novio que tenía. Utilizó a su prima por dinero. Y me decía: ‘¡El dinero es para mi tía, que le hace falta!“, revela Dulce.

Deja un comentario