BUSCAR

Alberto de Mónaco rompe su silencio ante los rumores de crisis en su matrimonio

Alberto de Mónaco rompe su silencio ante los rumores de crisis en su matrimonio

Alberto de Mónaco rompe su silencio ante los rumores de crisis en su matrimonio: “¡Charlene no se fue de Mónaco exiliada! No se fue porque estuviera enfadada conmigo o con alguien más“.

El esperado y emotivo reencuentro de Charlene de Mónaco con su familia

Desde que el pasado el pasado mes de mayo la princesa Charlène abandonase el principado para viajar a su país de origen, Sudáfrica, en una misión contra la caza furtiva de rinocerontes, los rumores sobre una crisis en el matrimonio entre el Príncipe Alberto de Mónaco y su esposa han ido en aumento. Y es que,  el viaje no hubiera tenido mayor transcendencia sino hubiera sido porque a princesa monegasca aún no ha vuelto a casa junto a su marido y sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella, de 6 años.

Charlene de Mónaco con el príncipe Alberto y sus hijos Jacques y Gabriella © hshprincesscharlene/Instagram
Charlene de Mónaco con el príncipe Alberto y sus hijos Jacques y Gabriella © hshprincesscharlene/Instagram

Cuando Charlene estaba preparando su vuelta sufrió una grave infección en oídos, nariz y garganta por la que tuvo que ser operada de urgencia y, a pesar de la rápida intervención, continua sometida a “múltiples y complicados procedimientos médicos”, anunciaron entonces desde el Palacio Grimaldi.

Estos rumores de crisis en su matrimonio, que incluso hablan de divorcio y de que Charlene tendría pensado quedarse a vivir definitivamente en Sudáfrica, eran desmentidos esta semana por el propio Alberto de Mónaco.

¡Charlene no se fue de Mónaco exiliada!”

A pesar de que no es muy habitual que haga declaraciones al respecto, a principios de esta semana, el príncipe Alberto de Mónaco concedió una entrevista con la revista ‘People’ en la que anunciaba orgulloso la vuelta de su esposa. El soberano, de 63 años, aseguró que Charlene estaba “lista para volver a casa”, aunque la fecha de regreso a Mónaco dependía de sus médicos pero estaba prevista para antes de finales de octubre. Una buena noticia que enseguida se empañó con un nuevo ingreso en el Hospital Netcare Arbelito, en la ciudad costera de Ballito.

Alberto y Charlene de Mónaco © Instagram/hshprincesscharlene
Alberto y Charlene de Mónaco © Instagram/hshprincesscharlene

Ahora, Alberto de Mónaco ha sorprendido a todos concediendo una nueva entrevista con el mismo medio en la que ha querido zanjar definitivamente los rumores de crisis en su matrimonio. “¡Charlene no se fue de Mónaco exiliada! No se fue porque estuviera enfadada conmigo o con alguien más. Se fue a Sudáfrica para comprobar el trabajo de su fundación allí y para pasar algo de tiempo con su hermano y sus amigos”, ha comenzado diciendo.

Está lista para volver a casa”

Se suponía que iba a ser una estancia de una semana larga, máximo diez días, y todavía sigue allí a causa de su infección y de todas las complicaciones médicas que han surgido. No se ha exiliado. Ha sido un problema médico que ha necesitado tratamiento, simplemente“. Y a pesar de las adversidades, se muestra muy optimista ante la recuperación de su esposa: “Está lista para volver a casa. Ya bromea con que está preparada para convertirse en polizón en un barco de vuelta a Europa“.

Charlene de Mónaco con sus hijos Jacques y Gabriella © hshprincesscharlene/Instagram
Charlene de Mónaco con sus hijos Jacques y Gabriella © hshprincesscharlene/Instagram

Con respecto a los rumores de crisis en su matrimonio, el Príncipe afirma: “Probablemente debería haber dado carpetazo, pero estaba concentrado en cuidar de los niños. Y pensé que posiblemente se irían“. Y añade: “Ya sabes que si intentas responder a todo lo que surge entonces estás respondiendo constantemente, estás desperdiciando tu tiempo“.

Aunque ha confesado que estos rumores pueden hacer mucho daño: “Por supuesto que la afectan a ella, y por supuesto que me afectan a mí. Una lectura incorrecta de los acontecimientos siempre causa problemas. Éramos un objetivo sencillo, fácil de golpear, porque estamos muchísimo en el ojo público“.

Deja un comentario