Viaje a Vietnam

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte I

Vanessa PragasamPor Vanessa Pragasam

La guerra de Vietnam queda ya lejana, cuarenta y dos años después de su final, cuando las tropas del Norte entraron en Saigón y unificaron el país. Pocos países han cambiado tanto en tan poco tiempo como Viet Nam. Es un país lleno de esperanza y en pleno movimiento: el acceso es ahora más fácil que nunca, los caminos son mejores, los hoteles están surgiendo y el espíritu emprendedor de Viet Nam está de nuevo vivo, donde el sistema comunista de estilo antiguo está dando paso a una economía de mercado socialista. Tiene frontera por el norte con China, con Laos por el noroeste y con Camboya por el suroeste, mientras que hacia el este tiene una extensa costa bañada por el mar de la China Meridional.

Vietnam

Vietnam

Vietnam debería estar en los primeros puestos de tu lista de viajes. Alcanza bellezas inimaginables, logrando una perfecta combinación entre sus aspectos naturales y su diversidad cultural. Prepárate para estimular todos tus sentidos: desde el ruido de las caóticas ciudades de Ho Chi Minh o Hanoi hasta los olores de los claustrofóbicos mercados callejeros; desde los sabores de su cocina única hasta los impresionantes paisajes de Sapa, con picos irregulares, campos de arrozales pintados con cada verde de la paleta y donde conviven más de 50 etnias con sus diferentes y coloridas indumentarias… Sin olvidar, las casi desérticas playas de la zona centro o el sorprendente paisaje de la Bahía de Halong y sus más de 2.000 islotes sobresaliendo de las apacibles aguas.

Empezamos nuestro viaje volando con Emirates a Ho Chi Minh, antigua Saigón. El aeropuerto dista del centro tan sólo 8 kilómetros, 30 minutos más o menos dependiendo del tráfico y, cuesta alrededor de 10€ precio cerrado en taxi. Nos alojamos en el Renaissance Riverside Hotel, en el distrito 1, la mejor zona para alojarse, ya que se puede recorrer el centro de la ciudad andando.

Nos adentramos en la caótica y ruidosa ciudad, donde hay más motos que personas; donde puedes escoger entre el mejor hotel o una casa de huéspedes; el restaurante más elegante o los puestos callejeros; la más selecta de las boutiques o la aglomeración de los mercados… Es una ciudad llena de energía preparada para ser descubierta.

Ho Chi Minh puede recorrerse en un día. Empezamos por el edificio de la Ópera, construido en 1897 por el arquitecto francés Eugene Ferret, y el cual sólo está abierto para eventos.

Vietnam Ópera

Ópera

Continuamos hacia la Catedral de Notre Dame, construida a finales del siglo XIX (de 1863 a 1880) y cuya fachada exterior está realizada en piedra extraída de las canteras cercanas y cubierta de azulejos franceses de color rojo. Justo enfrente se encuentra la Oficina de Correos, de estilo colonial francés, construido por Eiffel y que podemos reconocer en películas como Indochina.

Vietnam Oficina de Correos

Oficina de Correos

A pocos minutos, uno de los edificios de más importancia histórica de la ciudad: el Palacio de la Reunificación. Edificio que representaba el poder de Vietnam del Sur durante todo el periodo de partición del país o de guerra civil. Uno de los puntos que más impresionan son los sótanos donde encontramos un auténtico búnker que nos traslada a la época de la Guerra de Vietnam y que estaba dispuesto para evacuar al Presidente, así como a todo el consejo de ministros y poder dirigir desde ahí, todo el aparato bélico durante la contienda civil.

Palacio de la reunificación - Vietnam

Palacio de la reunificación

Nuestra siguiente parada es el Museo de la Guerra que muestra reliquias de la contienda contra los americanos. Fuera del edificio se exhiben tanques, helicópteros y otras piezas de artillería yanquis. A 10 minutos andando llegamos a la Pagoda Xa Loi, uno de los templos budistas más importantes de la ciudad, famosa porque 3 monjes se inmolaron en protesta del régimen existente.

Volvemos sobre nuestros pasos y hacemos un alto en el camino en el Hotel Rex para disfrutar, en su azotea, de las espectaculares vistas de la ciudad y de una cerveza bien fresquita. El hotel era mundialmente conocido porque desde allí se retransmitía diariamente el informativo Five Oclock Follies, un programa lleno bromas cínicas sobre la guerra y los oficiales.

Recuperadas las fuerzas, paramos en el mercado Ben Thanh, un gran lugar para comprar artesanías locales, productos de marca, arte vietnamita y otros recuerdos. Es un bullicioso mercado durante el día y un centro social después del atardecer, que bien merece una vista.

Mercado Ben Thanh Vietnam

Mercado Ben Thanh

Terminamos nuestro día cenando en Hoa Tuc, un buen lugar para introducirte en la cocina vietnamita, situado en una antigua fábrica de opio colonial, muy cerca de nuestro hotel.

Día 2: Nos recogen pronto por la mañana para llevarnos a los túneles de Cu Chi, a 60 km de Ho Chi Minh. Estos túneles son parte de una extensa red de túneles subterráneos que usaban los Viet Cong para aparecer repentinamente y atacar a los americanos durante la Guerra de Vietnam. En un documental, nos muestran cómo hacen las trampas de bambú, el papel de arroz y el vino de arroz.

Trampa en túneles Cu Chi - Vietnam

Trampa en túneles Cu Chi

Tras explorar los túneles, nos dirigimos a My Tho, una de las provincias que comprenden la zona del Delta de Mekong. Antes de desembocar en el mar de la China Meridional en Vietnam, a través de su famoso delta, el río Mekong (también conocido como el río de los Nueve Dragones), ha recorrido unos 4500 Kilómetros, tras nacer en el Tíbet y atravesar hasta seis estados soberanos: China, Laos, Myanmar, Tailandia, Camboya y finalmente, Vietnam. Navegamos por la parte alta de Mekong, una región con islas cuyos nombres son los 4 animales que aparecen en las escrituras budistas: Dragón, Unicornio, Fénix y Tortuga y, donde observamos algunas de las actividades de la vida diaria regional vietnamita. A través de los pequeños canales disfrutamos de la riqueza agrícola, de sus árboles frutales, cocoteros y granjas de abejas.

Es cierto que las excursiones de 1 día son un poco limitadas, de manera que, para aquellos que dispongan de máss días, aconsejamos dormir al menos una noche en el propio delta para poder disfrutar a la mañana siguiente de los canales menos frecuentados por el turismo y en particular, de alguno de los múltiples mercadillos flotantes del Delta del Mekong, que se celebran cada mañana y que son uno de los espectáculos más bonitos de Vietnam. Nosotros como ya conocíamos el de Bangkok, con la excursión de 1 díaa nos bastó para poder ver que es un mundo completamente diferente y donde la vida se desarrolla alrededor del río. Regresamos en autobús al hotel sobre las 18:00. La excursión la reservamos con http://huetourtravel.com/tours/ Os recomiendo esta agencia 100%, trabajan muy bien y son muy atentos.

Delta Mekong - Vietnam

Delta Mekong

Delta Mekong - Vietnam

Delta Mekong

Día 3: Cogemos un vuelo muy pronto por la mañana con Vietjetair (compañía Lowcost vietnamita) a Hue, antigua capital imperial y sede de las tumbas reales. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993, es símbolo del poder y también de la decadencia de la dinastía Nguyen, la última familia imperial que gobernó el país. El vuelo apenas dura hora y media y cuesta 40€ por persona… Es la mejor forma de recorrer el país ya que los vuelos internos son muy baratos.

Tras dejar las maletas en el Hotel Indochine Palace, nos dirigimos a recorrer la Ciudadela, junto al río del Perfume. Tras la impresionante fortaleza se encuentra la Ciudad Imperial, que a su vez acoge la Ciudad Púrpura Prohibida, residencia del emperador y a la que no podía acceder nadie salvo el emperador, la emperatriz, las concubinas y las sirvientas. Cualquier hombre que accediera al lugar era condenado a muerte.

La lluvia nos acompaña en nuestra visita a este maravilloso lugar dándole un aspecto decadente muy especial a los edificios que sobrevivieron a la guerra. Sólo por pasear por su interior merece la pena el viaje.

Os recomiendo que llevéis un plano para no perderos los edificios más importantes como: la puerta Ngo Mon, los nueve cañones sagrados, el Palacio del trono Thai Hoa, el templo Thei Mieu, el Teatro Real, el Pabellón Hien Lam y las nueve urnas dinásticas.

Vietnam - Puerta Ngo Mon

Puerta Ngo Mon

Vietnam - Palacio de Thai Hoa

Palacio de Thai Hoa

Vietnam -Templo Thei Mieu

Templo Thei Mieu

Vietnam - Una de las puertas a la ciudad prohibida

Una de las puertas a la ciudad prohibida

Navegando por el río Perfume, en uno de los tradicionales barcos dragón, accedemos a la Pagoda de Thien Mu, un templo único con siete plantas y forma octogonal. En uno de los pabellones de Thien Mu se encuentra una gigantesca campana de bronce que pesa más de 2.000 kilos y el Austin azul que llevó al monje Thích Quang Duc hasta Saigón donde se inmoló como protesta en 1963.

Vietnam - Austin azul

Austin azul

Antes de ir a las tumbas, hacemos una parada en el Hotel La Residence, un encantador hotel boutique a orillas de río Perfume, con vistas a la antigua ciudadela imperial y con un diseño art decó que recuerda a la época imperial de Indochina. Tomar una cerveza bien fresquita y algo de picar en su barra, merecen la visita.

Vietnam - Hotel La Residence

Hotel La Residence

Siete son las Tumbas Imperiales de Hue que se pueden visitar en las cercanías de la ciudad. La mejor forma de llegar a ellas es en taxi o moto. Como algunas no están bien conservadas, os recomiendo visitar 3: las tumbas de los Emperadores Tu Duc, de Minh Mang y de Khai Dinh. Eran los propios Emperadores Nguyen quienes diseñaban su última morada. Todas suelen obedecer un patrón establecido: Tras una primera puerta hay un patio de honor, donde a ambos lados se representan figuras de mandarines a tamaño real y, a veces, de animales tales como elefantes; Seguidamente, un pabellón llamado de la Estela, que contiene una estela donde el Emperador solía detallar sus mayores gestas durante su reinado. A continuación, templos dedicados a la figura del Emperador que se interponían entre el Pabellón de la Estela y la última estancia que, solía contener el sepulcro o tumba imperial. La que más nos llamó la atención fue la de Khai Dinh, por su barroquismo excepcional y con múltiples cerámicas formando mosaicos… Enamora al viajero.

Vietnam - Figuras de mandarines

Figuras de mandarines

Vietnam - Edificio de la Tumba de Khai Dinh

Edificio de la Tumba de Khai Dinh

Vietnam - Tumba de Khai Dinh

Tumba de Khai Dinh

Tras descansar un poco en el hotel, terminamos el día cenando en el restaurante Elegant, en el centro del pueblo. Un sitio pequeño donde pudimos disfrutar de platos típicos vietnamitas que estaban espectaculares como “langostinos a la parrilla en caña de azúcar, noodles de arroz y salsa agridulce” y “Bún bò: noodles de arroz al estilo de Hue con ternera”. Apetecible, ¿a que sí?.

En el siguiente post nos trasladaremos en coche hasta Hoi An, la ciudad más bonita de Vietnam, no os lo perdáis.

Descarga la APP de magazinespain en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestras noticias de actualidad sobre famosos, moda y belleza. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.
  • Bestt Mag 4
  • Bestt Mag 4

Noticias Relacionadas

Sapa

Vietnam, ¿estás preparado para descubrirlo? – Parte III

Hoi An

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte II

Nos vamos de viaje por “Las 20 Maravillas del Mundo”: 2ª Parte

Nos vamos de viaje por “Las 20 Maravillas del Mundo”: 2ª Parte

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar