BUSCAR

Sicilia – Qué ver, hacer y dónde alojarte en Noto, Siracusa, Taormina y Catania

Sicilia – Qué ver, hacer y dónde alojarte en Noto, Siracusa, Taormina y Catania

Por Vanessa Pragasam

Como lo prometido es deuda, aquí tenéis la segunda parte de mi viaje a Sicilia, para ir cerrando el itinerario a este maravilloso lugar. En esta ocasión nos trasladamos al este de la isla. Toma nota de qué ver, hacer y dónde alojarte en Siracusa, Taormina y Catania.

Sicilia – Qué ver, hacer y dónde alojarte en Cefalú, Palermo y Agrigento

Noto

Después de haber descansado de nuestra visita al valle de los templos y Agrigento, en una fantástica playa en San Leone, cogimos carretera hacia Noto, joya del barroco siciliano y por ende, del italiano, declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Playa San Leone Sicilia
Playa San Leone

Lo primero que llama la atención al acceder por la Puerta Real es el color dorado de los edificios, que se acentúa con el sol.

Porta Reale Noto Sicilia
Porta Reale Noto

En esta calle encontramos algunos de los principales edificios e iglesias: entre otras, la plaza de la Inmaculada, que sobre la escalinata preside la iglesia de San Francesco, la iglesia de Santa Chiara (bonita iglesia barroca con unas vistas espectaculares de la ciudad desde su campanario) y el conjunto monumental de la Piazza del Municipio: la catedral –del siglo XVIII, con una fachada impresionante y el palacio Ducezio, actual sede del Ayuntamiento). Lo mejor de Noto es disfrutar de la tranquilidad y la calma de esta pequeña ciudad que para mí tiene un gran encanto.

Siracusa

Continuamos nuestro viaje a Siracusa, ciudad vibrante y de contrastes: por un lado Ortigia, su núcleo antiguo que todavía se conserva en buen estado y por otro, el parque arqueológico de la Neapolis. Nos alojamos en Ortigia, en el Hotel Des Etrangers, que gozaba de una de las mejores vistas del mar con Siracusa al fondo. Es una isla a la que se accede por el Ponte Nuovo,  un lugar sugestivo para explorar paseando por sus características callejuelas, donde se concentran la mayor parte de los museos y edificios históricos, magníficos palacios que antiguamente eran propiedad de las familias nobles de la ciudad: una auténtica joya.

Lo primero que vimos fue la Plaza Duomo, impresionante por su belleza, donde predomina claramente el estilo barroco con el Palazzo Municipale y el Palazzo Arcivescovile (Arzobispal). En el centro se ubica la Catedral, el mejor ejemplo de mezcla de estilos arquitectónicos en Siracusa. La segunda parada es la Plaza de Arquímedes, dedicada a su más ilustre ciudadano y rodeada de palacios señoriales de estilo gótico catalán. Tiene en su centro la fuente de Artemisa.

Desde aquí, por estrechas callejuelas se puede llegar a la Fontana de Aretusa, junto al mar. Es una fuente sin demasiado encanto pero muchos siracusanos se reúnen ahí al caer la tarde.

Lo verdaderamente interesante de Ortigia, es echar el rato recorriendo su agradable paseo marítimo y sus calles atestadas de gente. Del parque arqueológico sólo vimos el teatro griego, ya que nos dijeron que el anfiteatro y la Latomía no merecían mucho la pena.

Teatro Griego
Teatro Griego

Taormina

Tras el breve paseo por la Neápolis, tomamos la carretera de la costa hasta llegar a Taormina, uno de los sitios más maravillosos en los que he estado nunca. Es una ciudad fácil de visitar a pie en un solo día, aunque es muy probable que, después de haber pasado un día visitándola y admirando su belleza y el clima espléndido que la rodea, decidáis alargar unos días vuestra estancia. Nosotros, advertidos de ello, disfrutamos durante tres días de sus playas y descubriendo los pueblos de los alrededores.

Vistas de Taormina
Vistas de Taormina

Nos alojamos en el Hotel Villa Belvedere, sin duda un gran acierto, al ser un hotel con un encanto y trato especial. Sentarse en la terraza de la habitación, con una vista espectacular sobre el mar, la costa y el Etna, hace que te enamores del lugar.

Vistas-hotel-Taormina
Vistas desde el hotel

La ciudad, a cinco minutos a pie desde nuestro hotel, se alza sobre un acantilado con vistas a la hermosa bahía de Naxos. Es recomendable acudir en transporte público o aparcar el coche en el parking del hotel, ya que el centro de Taormina es peatonal.

Sus callejuelas y atracciones culturales han hecho de ella uno de los lugares más famosos de Sicilia. Entre las dos puertas de la ciudad antigua, tenemos la calle principal de Corso Umberto, donde se encierran palacios renacentistas,  heladerías, galerías de arte y tiendas exclusivas y como no, la Piazza del Duomo, con una fuente barroca y la catedral de la ciudad, siempre atestada de turistas, gente “guapa” y bronceada y de auténticos sicilianos.

Taormina tiene tantos rincones especiales que resulta difícil escoger uno para tomar algo o cenar… Desde sitios bohemios para tomar un café, como el mítico Wunderbar, a los más románticos, como el Hotel Timeo, depende del gusto y el momento de cada uno. Nosotros nos decantamos por el Hotel Metropole, en la Vía Corso Umberto, donde pudimos disfrutar de jazz en directo con unas vistas espectaculares desde su terraza.

Lo mejor de Taormina es disfrutar de sus playas. Hay algunos hoteles que ponen a tu disposición una combi para desplazarte a ellas, si no, móntate en el teleférico, desde donde contemplarás unas vistas panorámicas. Son realmente maravillosas y todas muy diferentes, siendo la más conocida la de Isola Bella.

Playa Isola Bella
Playa Isola Bella

Para descansar del ajetreo, nada mejor que un paseo por la Villa Comunale: jardines bien cuidados, llenos de buganvillas, el mar azul de fondo Una mezcla de colores, sobre todo al atardecer, que hacen del paseo una cita obligada.

Villa Comunale
Villa Comunale

La joya de Taormina es su Teatro Griego. Está situado en una colina y desde sus gradas se disfruta de una vista incomparable de la bahía y del  Etna. En él se celebran espectáculos de danza, música y teatro durante las noches de verano.

Es el segundo teatro más grande de la isla, después del de Siracusa. Como curiosidad cinematográfica os diré que, en este teatro, el director norteamericano Woody Allen filmó las escenas de coros griegos de la película Poderosa Afrodita.

Teatro Greco Taormina
Teatro Greco Taormina

Sávoca

¿Qué se puede decir del lugar que sirvió de retiro e inspiración a grandes escritores como el inestable Truman Capote o Tenessee Williams y de descanso para Dalí, Greta Garbo u Orson Welles? Pues simplemente, que es un lugar imperdible.

Continuando con nuestros lugares de cine, nos trasladamos de la mano de Francis Ford Coppola, a Sávoca, a 19km de Taormina, donde se puede encontrar el Bar Vitelli y donde se rodaron varias secuencias de su obra maestra: El Padrino. El interior es un museo del rodaje, con fotos de los protagonistas y todo tipo de recuerdos.

Bar Vitelli
Bar Vitelli

Monte Etna

De camino a Catania hicimos una parada en el Monte Etna. Dominando la isla, es con sus 3342 metros, el volcán activo más grande de Europa. Se llega al parking del refugio Sapienza, el cual está abarrotado de turistas, coches y autobuses. A partir de allí ya no es posible subir en coche, tendrás que contratar una excursión. Las hay de dos tipos: media excursión, con teleférico, hasta unos 2.500 metros, y excursión entera, con ese teleférico más una subida en microbús, con guía incluido, que te lleva hasta el cráter, a unos 3.000 metros.

El paisaje es totalmente indescriptible y según vayáis subiendo, cambiará de manera abrupta: volcánico, oscuro y desolador, aun así sigue siendo espectacular. Nosotros no llegamos a subir más que al parking al no disponer de mucho tiempo, pero si vais a subir hasta arriba, os recomiendo ir con ropa cómoda y de abrigo.

monte-etna-portada

Catania

Llegamos al final de nuestro viaje: Catania, desde donde sale nuestro avión de vuelta a Madrid. Es la segunda ciudad de Sicilia por detrás de Palermo y declarada patrimonio histórico de la humanidad. Muchos de sus monumentos están siendo restaurados para llevarlos a su antiguo esplendor. Al tener sólo un día para recorrer la ciudad, nos alojamos en el hotel II Príncipe, en el centro histórico de Catania, pero si tenéis pensado quedaros más días, hay hoteles en las afueras y muy cerca del mar, que merecen mucho la pena.

A primera vista, Catania puede parecer un poco sucia y decadente, y lo es, pero tiene un gran encanto histórico… Está repleta de plazas, avenidas y edificios monumentales preciosos y el centro puede recorrerse andando.

No os podéis perder en la Plaza del Duomo, la catedral y la fuente del Elefante de Vacarini, símbolo de la ciudad y de la derrota de los cartagineses llegados para conquistar la isla a lomo de enormes elefantes. Es una amplia plaza donde se asoman bellos e imponentes palacios barrocos que le dan un toque de elegancia y sobriedad al ambiente.

Catedral de Catania
Catedral de Catania

En la Piazza Stesicoro, está el anfiteatro romano, que era el segundo más grande después del Coliseo de Roma. Muestra el contraste entre la gran historia que posee la ciudad y la modernidad de los edificios cercanos.

Elefante Catania
Elefante Catania

Es hora de hacer un merecido descanso en un pequeño restaurante cerca de la Piazza de Duomo, Ristorante Royal Ceres. Descubrimos los sabores cataneses con un plato muy famoso: la pasta a la Norma, generalmente a base de macarrones, con salsa de tomate, berenjenas fritas, albahaca y abundante requesón salado, realmente espectacular.

Aquí concluye nuestro viaje por uno de los lugares más espectaculares del mundo y que no os podéis perder.

Sicilia es un museo completo de cultura mediterránea y un destino obligatorio. Es casi imposible encontrar un lugar que albergue tal variedad de épocas artísticas, contrastes paisajísticos y maneras de buen vivir. Su amplia oferta gastronómica, a unos precios aún asequibles, una costa repleta de playas y un clima más que agradable, figuran como sus principales bazas para elegirla como destino… Sólo necesitáis una buena planificación, donde espero mi guía os pueda servir de ayuda, a la hora de organizar vuestra próxima escapada.

1 Comentario

  • Mª Ángeles San Martín 29/10/2013 10:35

    Fantásticos reportajes sobre Sicilia. Creo que he nos has mostrado lo más importante con unas ilustraciones preciosas y que con las explicaciones tan detalladas sobre los lugares, teatros, plazas, playas y restaurantes nos has llevado a viajar contigo a esta isla que parece tan maravillosa.

    Muchas gracias por permitirnos conocer lugares tan bonitos a través de tus reportajes.

Deja un comentario