Copenhague, una ciudad de cuento - 2ª parte - magazinespain.com
BUSCAR

Copenhague, una ciudad de cuento – 2ª parte

Copenhague, una ciudad de cuento – 2ª parte

 

Vanessa PragasamPor Vanessa Pragasam

Continuamos nuestro viaje por una ciudad de cuento, Copenhague…

Día 3: Hoy nos disponemos a llegar hasta la Sirenita andando, que se encuentra en la otra punta de la ciudad. Volvemos a recorrer la calle Stroget, dejamos Nyhavn a la derecha, y continuamos hasta el Palacio de Amalienborg. Son las 12:00, así que nos disponemos a contemplar el cambio de guardia de los soldados que forman parte de la Guardia Real Danesa. El complejo de Amalienborg consta de cuatro palacios nobles, idénticos en su exterior, repartidos alrededor de un patio octagonal centrado en la estatua ecuestre de Federico V. Uno de ellos está considerado como un palacio para invitados y se utiliza principalmente para ceremonias. Los otros son la residencia de la reina y su esposo y del príncipe heredero y su esposa.

Palacio de Amelienborg
Palacio de Amelienborg

Frente al palacio de Amalienborg se ubica una de las iglesias más populares de Copenhague, la Iglesia de Frederik o Iglesia de Mármol, un templo luterano con una inmensa cúpula cuya construcción se alargó durante más de 150 años. Se puede subir de forma gratuita a esta cúpula, desde la que se disfrutan muy buenas vistas del centro de Copenhague.

Iglesia de Mármol
Iglesia de Mármol

Una vez visitado el Palacio de Amalienborg y Marmorkirken, atravesamos Kastellet, la ciudadela fortificada de Copenhague, hasta llegar a la famosa estatua de La Sirenita. Situada junto a la bahía del puerto de Copenhague, es la estatua más conocida de la ciudad: Un precioso homenaje a uno de sus escritores más queridos, Hans Christian Andersen, que se ganó el cariño de los vecinos de Copenhague gracias a sus cuentos infantiles. La leyenda cuenta que un pescador de la ciudad sucumbió a los cantos de la sirena y desde entonces la sirena renunció a la inmortalidad a cambio de tener el aspecto de una mujer y de esa forma conseguir el amor de su príncipe.

La Sirenita
La Sirenita

Paramos para comer en Toldboden, muy cerca de la Sirenita. Un restaurante marítimo que sirve carnes y mariscos de muchas formas, ya sea crudos, cocidos o asados, donde disfrutamos de un salmón espectacular.

Como hace una tarde magnífica, regresamos a la zona de Nyhavn donde cogemos un barco para hacer un tour por el Canal. Cuesta 11€ (gratis si tenéis la city card) y dura aproximadamente una hora. Una fantástica actividad para recorrer algunos de sus canales que nos permite relajarnos y disfrutar de las vistas de la ciudad desde el agua mientras un guía nos va contando historias sobre la capital de Dinamarca.

Dia 4: Último día de nuestro viaje a Copenhague. Nos dirigimos a Rundetarn (La Torre Redonda), uno de los observatorios astronómicos más antiguos de Europa y punto perfecto para tener una buena panorámica de la ciudad. También alberga una galería, una sala de conciertos y hasta una pequeña iglesia.

Torre Redonda
Torre Redonda

Caminamos hasta el Castillo de Rosenborg y King’s Garden que es de los lugares de ocio más visitados por los habitantes de Copenhague. El rey Cristián IV hizo construir un jardín de recreo que fue conocido como Kongens Have, el jardín del rey y años después se construyó el pequeño castillo, que se conocía inicialmente como el ‘castillo del parque del rey’ para después llamarse Rosenborg.

Castillo de Rosenborg
Castillo de Rosenborg

Después de tanto turismo creo que es el momento de irnos de compras. Copenhague es el hogar del diseño danés conocido en todo el mundo y, la zona que rodea a la Torre Redonda, es un conjunto acogedor de pequeñas calles con boutiques únicas, marcas conocidas y elegantes almacenes.

De compras por Copenhague
De compras por Copenhague

Para terminar nuestro viaje, nos dirigimos a la estación de Norreport, donde hay un nuevo mercado cubierto conocido como Torvehallerne y donde vamos a probar el famoso Smorrebrod: tostadas de pan de centeno cubiertas con todo tipo de rellenos inimaginables y clásicamente daneses… como el salmón o los arenques ahumados, ensalada de patata, langostinos con ensalada de huevo o el roastbeef con cebolla. ¿Con cuál os quedáis?.

Smorrebrod
Smorrebrod

Copenhague es estupenda para callejear sin rumbo descubriendo el ritmo de una ciudad cosmopolita en la que aún se respira cierto ambiente medieval. ¿Os lo vais a perder?.

Deja un comentario