BUSCAR

Ana Obregón, preocupada por la salud de su padre

Ana Obregón, preocupada por la salud de su padre

Ana Obregón, preocupada por la salud de su padre, ingresado en una clínica en Madrid.

La emoción de Ana Obregón al recibir el Premio Mainat: “Sé que voy a tener fuerzas para seguir”

Ana Obregón recuerda uno de los días más importantes de la vida de Alex

Un nuevo susto para Ana Obregón La revista ‘Semana’ publica este miércoles que su padre, Antonio García, de 95 años, se encuentra ingresado y que, tanto ella como sus hermanas, no se separan del lado del patriarca de una familia que vuelve a vivir momentos difíciles, tras el reciente fallecimiento de su madre, y la triste pérdida de Álex Lequio.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Revista SEMANA (@semana_revista)

Según la publicación el padre de Ana Obregón está recibiendo las atenciones médicas adecuadas en la clínica Ruber Internacional de Madrid, tal y como se puede ver en esas imágenes que publica la revista, en las que las hijas de Antonio desfilan por sus inmediaciones con gesto de preocupación.

Han sido días complicados para la familia de Ana Obregón. El padre de la presentadora ingresaba debido a una infección tras habérsele instalado un marcapasos, según informa la revista ‘¡Hola!’. Por suerte, después de unos días en la UCI, su salud mejoraba y pasaba a planta. A su lado, claro, sus hijas, Ana, Amalia y Celia, que no se han despegado de su lado en ningún momento.

Ana Obregón con su hijo Alex Lequio y sus padres © Instagram
Ana Obregón con su hijo Alex Lequio y sus padres © Instagram

Una situación especialmente dolorosa para Ana, ya que fue allí donde tantas veces acudió durante las recaídas de su hijo Álex Lequio en su dura lucha contra el cáncer. Y también, con su madre, que fallecía el pasado mes de mayo. “Para mí, volver a ese hospital ha sido como una vuelta al infierno, rememorando los últimos meses que pasé allí viendo sufrir a mi niño“, dijo entonces Ana Obregón, cuando su madre acababa de salir de esa misma clínica, días antes de su fallecimiento.

Lo cierto es que, para Antonio, de 95 años, la muerte de su esposa el pasado 22 de mayo, fue un duro golpe. Sus tres hijas, Ana, Celia y Amalia, se han volcado en estar a su lado en todo momento. Y este verano veíamos a la familia, demostrando una vez más ser una gran piña, disfrutar de unos días de descanso en la casa familiar de Palma de Mallorca junto al patriarca.  

Deja un comentario