Sapa

Vietnam, ¿estás preparado para descubrirlo? – Parte III

Vanessa PragasamPor Vanessa Pragasam

Día 6: Como os dije en el anterior post, estamos llegando al final de nuestro viaje: el norte de Vietnam. Diseñar una ruta por Vietnam es bastante fácil a causa de la forma alargada que tiene el país, empezando por Hanoi y terminando en Ho Chi Minh o al revés, como hemos hecho nosotros. Cogemos un vuelo pronto por la mañana desde Da Nang a Hanoi. Desde el aeropuerto al centro de la ciudad hay una hora más o menos, dependiendo del tráfico, en taxi son 20€ y en autobús público 3€. Optamos por la segunda opción, al ver en internet que el autobús es muy moderno y que nos deja en la puerta de nuestro hotel, Meliá Hotel, situado en el corazón de la ciudad y muy cerca de las principales atracciones turísticas. El trayecto hasta el centro nos ofrece una visión de todo lo que nos vamos a encontrar: una coctelera de sabores, de olores, de perfumes… Una ciudad que enamora por esa mezcla de colonia francesa y ritmo asiático.

Hanoi es la capital de Vietnam y la segunda ciudad más grande del país, tras Ho Chi Minh, donde conviven 6 millones de habitantes y 2 millones de motos; donde hay pasos de peatones en los que si esperas a que te dejen cruzar, puedes morir de viejo y, donde hay que ir con la mente abierta para soportar el trasiego sin fin, las calles atestadas de tiendas, personas sentadas en la calle, puestos callejeros, carros, gente, turistas, motos, miles de motos y sobretodo, un calor húmedo y sofocante. Empezamos por la parte más alejada de la ciudad: el Mausoleo de Ho Chi Minh, que como ya os dije, está fabricado con mármol extraído de uno de los refugios del Viet Cong en las montañas de Da Nang. El presidente Ho Chi Minh fue reconocido por la UNESCO como el que “dedicó toda su vida a la liberación nacional de Vietnam”. Aunque su deseo era ser incinerado, el Gobierno decidió mantener su cuerpo para honrar su dedicación.

Mausoleo Ho Chi Minh

Mausoleo Ho Chi Minh

 

Palacio Presidencial

Palacio Presidencial

 

A continuación nos encontramos con el Palacio Presidencial, construido por los colonialistas franceses para albergar al gobernador nacional de Indochina y, más tarde, el Gobierno Vietnamita quiso que el presidente se alojase ahí, pero se negó, con lo cual fue utilizado para reuniones diplomáticas. Ho Chi Minh prefirió vivir en la casa de un electricista, una casa de madera muy sencilla.

Pagoda Pilar Único

Pagoda Pilar Único

La Pagoda del Pilar Único es uno de los edificios más importantes de la ciudad y se encuentra a escasos pasos del Mausoleo. Es un templo budista situado sobre un estanque con flores de loto… Ese era el propósito de los arquitectos, que el edificio fuera la imagen de una flor de loto.

Siguiente parada, el Templo de Literatura, dedicado a Confucio y la primera universidad de Vietnam, de ahí su importancia y prestigio. Antiguamente sólo la nobleza y la alta sociedad tenían acceso a la universidad pero, con el paso de los años, los estudiantes brillantes también obtuvieron ese privilegio. Estuvo abierta más de siete siglos y fue legendaria por la dificultad de sus exámenes, por eso, a los que aprobaban, se les esculpía su nombre en una loseta de piedra apoyada sobre una tortuga.

Es la hora de comer, así que nos acercamos al casco antiguo (Old Quarter), que mantiene el diseño original de la antigua Hanoi. Es el corazón y alma de la ciudad, 36 calles divididas y nombradas de acuerdo al tipo de comercio artesanal que había en el pasado: calle Bat Su (Cuencos), Cau Go (accesorios para mujeres), calle Cha Ca (pescado asado), Hang Bac (plata o joyas), Hang Dau (zapatos y sandalias), Hang Gai (seda), To Tich (la calle de las frutas), Hang Duong (dulces y frutos secos), etc. Calles estrechas, edificios antiguos de distintos estilos arquitectónicos, templos, motos por todas partes, bicicletas y puestos callejeros en cada esquina… Es el lugar ideal para pasear, ir de compras y divertirse, sin olvidar sus tan apreciadas especialidades en cocina local. Saborear los platos típicos de un país y atreverse a probar nuevos sabores de su gastronomía, es un placer mientras se viaja. El “Pho” es una sopa muy presente en la cocina local, lo comen para desayunar, para comer, para merendar, para cenar… Una aromática sopa vietnamita elaborada a base de carne de res y fideos de arroz a la que puedes añadir los condimentos a tu gusto. Es muy barato y lo verás en cualquier puesto callejero o restaurante por todo lo ancho y largo del país. Nosotros no podíamos irnos de Vietnam sin probarlo.

Pho

Pho Noodles

Después de patearnos todo el casco antiguo, nos adentramos en el Lago Hoan Kiem, un popular punto de reunión en Hanoi, donde verás a la gente local paseando, haciendo tai chi, sentados en un banco… El plan perfecto para escapar de las multitudes y del calor. En medio del lago se encuentran la Isla de Jade y el majestuoso templo Ngoc Son (Templo de la Montaña de Jade) al cual llegaremos cruzando el puente Huc (puente del sol naciente) de un brillante color rojo.

Lago Hoan Kiem

Lago Hoan Kiem

Tai Chi frente al puente Huc

Tai Chi frente al puente Huc

Marionetas de agua

Marionetas de agua

El lago Hoam Kien también es muy famoso porque alberga el célebre Teatro de Marionetas de Agua Thang Long. Las marionetas están hechas por artesanos que se dedican a este arte, y la mayoría tienen piezas articuladas que les dan cierto movimiento. Suelen tener muchos pases a lo largo de la tarde… Un espectáculo que no podéis dejar de ver si viajáis a Hanoi.

Salimos del parque y nos vamos paseando al barrio francés, mucho más tranquilo que el antiguo y donde los edificios pertenecen a la era de la colonización francesa: edificios ocupados por las embajadas extranjeras, los hoteles más lujosos y las tiendas de moda. El monumento más destacado es el Teatro de la Ópera, inspirado en la Ópera de Paris de Charles Garnier. Se inauguró en 1911 convirtiéndose en el centro cultural más importante del país.

Teatro de la Ópera

Teatro de la Ópera

Hotel Metropole

Hotel Metropole

Otro de los edificios que han mantenido el estilo colonial es el Hotel Metropole, decorado con elementos modernistas y de estilo art nouveau. Lo mejor, su terraza, donde podréis disfrutar de una cerveza bien fresquita mientras veis la gente pasar. 

Prisión Hoa Lo

Prisión Hoa Lo

Continuamos nuestro paseo por la zona hasta que llegamos a la prisión de Hoa Lo, construida por los franceses en 1904. Albergó prisioneros políticos mientras Vietnam era parte de la Indochina francesa y durante la Guerra de Vietnam a prisioneros de guerra estadounidenses.

Terminamos el día cenando en Quan An Ngon, muy cerca de la prisión y de nuestro hotel. Un lugar que gusta tanto a lugareños como a visitantes, dentro de una villa colonial francesa pero con un concepto “street food” de auténtica comida regional vietnamita. Totalmente recomendable!

Día 7: Podrás haber visto miles de fotos y videos e imaginarte cómo es, pero no hay imagen que haga justicia a lo que se siente navegando por la Bahía de Halong. Según cuenta la leyenda, cuando los vietnamitas luchaban contra los invasores chinos, el Emperador de Jade envió una familia de dragones para ayudarles a defender su tierra escupiendo joyas y jade, las cuales se convirtieron en islotes de la Bahía e hicieron que los navíos enemigos se hundieran… Una inmensidad de formaciones rocosas que emergen en medio del mar, 2000 islotes kársticos repartidos en 120 km de paisaje incomparable. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994 y ampliada en el 2000.

La mejor forma de disfrutar de este paraíso natural es en un crucero. Nosotros lo reservamos desde España con Booking y, después de leer mucha información sobre los tipos de barcos, nos decantamos por Pelican Cruise y la verdad es que no nos decepcionó… Merece la pena invertir un poco de dinero en escoger un buen barco (4 o 5 estrellas). Hay 2 posibilidades: 2 días/1 noche o 3 días/2 noches, nosotros por tiempo, tuvimos que escoger la primera opción. Nos recogen en el hotel a las 7 de la mañana y el trayecto hasta Halong dura 4 horas. A mitad de camino paran 30 minutos en una tienda de mármol, ¿por si nos da por comprar una estatua y traerla a España?. Una vez hecho el check- in en el muelle, dejamos las maletas en el camarote y a partir de ahí, a disfrutar de las vistas: una gran diversidad de flora y fauna que crean unos paisajes de incomparable belleza…Poder saborear el atardecer con una copa de vino en la mano es una experiencia única.

Bahía de Halong

Bahía de Halong

Pelican Cruise

Pelican Cruise

En el crucero está todo incluido menos las bebidas, además ofrece una amplia variedad de actividades: un almuerzo de comida vietnamita mientras nos adentramos en la bahía; una hora de kayaking para disfrutar del aire puro y de la combinación perfecta entre las montañas de piedra caliza y el mar verde jade; nadar en la playa de Ti Top donde tras subir una pequeña montaña obtendremos una vista panorámica de la bahía; aprender a cocinar rollitos vietnamitas en la cubierta del barco o pescar calamares con la tripulación.

 

 

 

Cabañas de pescadores

Cabañas de pescadores

Formación erótica en Cueva Sung Sot

Formación erótica en Cueva Sung Sot

Día 8: Para aquellos que no les cueste madrugar, a las 6:30 pueden realizar una clase de Tai Chi en la cubierta del barco. Nosotros fuimos directamente a explorar la Cueva Hang Sung Sot o cueva de las sorpresas, una de las tres formaciones cavernosas del país. A 25 metros sobre el nivel del mar, hay que subir más de 100 escalones que se verán recompensados por lo que encontraremos dentro: estalagmitas y estalactitas con forma de Buda, tortugas y siluetas eróticas (la más famosa de todas).

Nos dejan en el hotel de Hanoi sobre las 18:00 así que cenamos un poco y a descansar para nuestro último destino: SAPA.

Día 9: Sapa ha sido conocido durante mucho tiempo como un lugar increíble para los amantes del trekking por sus hermosos paisajes… Una tierra con verdes e interminables campos de arroz, de maíz, de corrientes de agua dulce y el frescor proveniente de la montaña, situado en el norte de Vietnam y muy cerca de la frontera con China. Esta combinación de naturaleza y cultura es un lugar que ha sido un cruce de caminos para los vietnamitas, chinos y una variedad de otros grupos de minorías étnicas que viven en la zona montañosa del noroeste y se dedican al cultivo del arroz. Si quieres saborear la verdadera cultura y tradición vietnamita y conocer lo increíble que es su gente, no puedes perderte SAPA.

Hay muchos paquetes de viajes a Sapa desde Hanoi, todo depende de vuestras preferencias y de los días de los que dispongáis. El traslado puede ser en tren nocturno, en autobús o minivan compartido, nosotros cogimos un paquete de 3 días/2 noches en minivan. Nos recogen a las 6:30 y el trayecto a Lao Cai dura unas 5 horas. Tras dejar las cosas en el Hotel Victoria Sapa Resort & Spa, nos acercamos al pueblo de Sapa. A la plaza principal acuden a diario las mujeres de las aldeas cercanas para vender tejidos, collares y otras piezas de artesanía. Pertenecen a etnias minoritarias como las Hmongs o las Daos y todas van vestidas con sus trajes tradicionales.

Mujeres Hmongs en el mercado

Mujeres Hmongs en el mercado

Visitamos el pueblo de Cat Cat, situado al fondo de un valle, a unos 3 kilómetros de Sapa, donde podemos ver la vida de los lugareños, visitar una pequeña cascada o seguir el curso de un río a través del bosque.

Día 10: Contratamos una excursión con una guía Hmong con regreso en coche, así te puedes alejar bastante sabiendo que la vuelta no va a ser tan dura. La caminata duró unas 5 horas y recorrimos varias aldeas, disfrutando de los espectaculares paisajes, terrazas de arroz, bosques de bambú, la catarata de plata y el puente May de Thac Bac. Comimos en una pequeña aldea comida típica de aquí. Lo que más me impactó es lo solidarios que son, seguramente sea debido a las continuas guerras a las que estos pueblos han sido sometidos: primero fueron los franceses, después los norteamericanos y por último les invadieron los chinos.

Trabajando en terraza de arroz

Trabajando en terraza de arroz

Daos cruzando puente May

Daos cruzando puente May

Día 11: Después de hacer una pequeña ruta por Ta Phin, a 10 km de Sapa, volvemos en minivan a Hanoi y nos dejan directamente en el aeropuerto ya que nuestro viaje ha terminado y el vuelo a Madrid sale a las 21:00.
Vietnam es un país fascinante lleno de sorpresas y uno de los destinos más subestimados del sudeste asiático. Paisajes dramáticos, una historia fascinante y una comida espectacular que te harán disfrutar en todos los sentidos… Es un mundo de contrastes donde una sonrisa es la llave para abrir todas sus puertas. No te arrepentirás de visitarlo.

Terrazas de arroz en Sapa

Terrazas de arroz en Sapa

 

Descarga la APP de magazinespain en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestras noticias de actualidad sobre famosos, moda y belleza. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias Relacionadas

Hoi An

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte II

Viaje a Vietnam

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte I

Nos vamos de viaje por “Las 20 Maravillas del Mundo”: 2ª Parte

Nos vamos de viaje por “Las 20 Maravillas del Mundo”: 2ª Parte

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar