Hoi An

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte II

Vanessa Pragasam

Por Vanessa Pragasam

Día 4: Como ya os dije en el anterior post, hoy nos trasladamos desde Hue a Hoi An. Aunque hay 145 km de distancia, se suele tardar una media de 4 horas. El trayecto en autobús es la opción más barata, pero la más incómoda (6-7€ por persona). Es directo, pero no para en ninguna de las atracciones turísticas que podemos encontrar por el camino. Nosotros decidimos volver a utilizar los servicios de nuestro amigo Andrew, de la agencia Hue Tour Travel, que nos recoge en el hotel en coche privado. Puede resultar la opción más cara (40€) pero nos ofrece grandes ventajas… Hace paradas estratégicas para que tomes fotos donde quieras y de guía improvisado. Primera parada: las “montañas de mármol”. Un grupo montañoso, en su mayor parte formado de mármol y roca caliza, que agrupa cinco montañas que representan los cinco elementos naturales (madera, fuego, tierra, metal y agua)…Un lugar de peregrinaje y retiro espiritual que comprende varias pagodas budistas, túneles, cuevas y pasadizos en el interior de las montañas formadas, a lo largo de los años, por la erosión y el agua. Durante más de 400 años, era costumbre extraer el mármol del interior de las montañas para realizar mobiliario, esculturas, joyería y utilizarlo como material de construcción. El mármol es de tal calidad que el Mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi se decoró con el mármol extraído de estas montañas.

Montañas de mármol

Montañas de mármol

Thuy Son (agua) es la montaña más grande y también la más visitada. Puedes subir hasta la cumbre por las escaleras de piedra y disfrutar de la asombrosa vista o pagar un módico recargo para subir en ascensor, lo cual no compensa porque sólo te sube hasta la mitad.

Torre Xa Loi

Torre Xa Loi

Una vez terminada la visita, Andrew nos lleva a Da Nang, uno de los puertos más destacados del país y la cuarta ciudad más grande de Vietnam. La carretera que conecta Hue y Da Nang es espectacular. Bordeando el mar Este de Vietnam, entre la playa y la vía del tren, la carretera atraviesa hermosos paisajes y lagunas. Justo antes de llegar a Da Nang nos encontramos con el “paso de las nubes”, cuyo nombre nos describe exactamente su belleza, porque las nubes tienden a quedarse unidas a las cimas de las montañas.
Tras una vista rápida a la ciudad llegamos a Hoi An, que como deja intuir su nombre, es la “joya” de Vietnam. Nos alojamos en el hotel Palm Garden Beach Resort & Spa, situado a 5 km del centro, en la playa de Cua Dai. Es una tranquila franja de arena bañada por el Pacífico y flanqueada por cocoteros. Es una playa muy agradable y seguramente una de las mejores del país, cuyas playas son, en general, menos espectaculares que los cercanos paraísos tailandeses. Como hace un día espectacular, decidimos picar algo y tomarnos la tarde libre para disfrutar de la playa, descansar y, ya de paso, quitarnos un poco el blanco nuclear de la piel.

Palm Garden Beach Resort

Palm Garden Beach Resort

Barcas pescadores Cua Dai

Barcas pescadores Cua Dai

Día 5: Contratamos una excursión en minivan (10€ por persona aprox.) a My Son, uno de los lugares mas asombrosos de la zona de Hoi An. Es el centro más importante del antiguo reino de Champa, en plena selva de la provincia Quang Nam y compuesto por una serie de templos hindús dedicados al dios Shiva. Ha sido declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, aunque ya existen pocos monumentos en buen estado al haber sido derruidos por el ejército estadounidense cuando fue ocupado por el Viet Cong. Los templos tienen influencias Indias e Indonesias, apreciables sobretodo en las esculturas en piedra con forma de diosas, que recuerdan por su estilo a las apsaras de los Templos de Angkor en Camboya.

Ruinas My Son

Ruinas My Son

Templo My Son

Templo My SOn

Detalle estatua My Son

Detalle estatua My Son

Recorrer todos los templos no nos tomó más de hora y media, con lo cual regresamos a Hoi An a la hora de comer. Hoi An es una pequeña ciudad costera situada en el centro del país, a orillas del Mar de China. Durante siglos fue un importante centro comercial donde se asentaron mercaderes procedentes de China, Japón, India y Holanda. Toda esta mezcla de civilizaciones se ve reflejada en la espectacular arquitectura, templos y casas por lo que en 1999 llevó a la UNESCO a reconocer su casco antiguo como Patrimonio de la Humanidad. Para poder entrar en la ciudad vieja de Hoi An, hay que comprar unos tickets (los venden en muchos puntos de la ciudad), que te permiten la entrada en 5 sitios a escoger entre antiguas casas de mercaderes, museos, centros de asambleas, pagodas o el famoso puente Japonés. Después de comer en el restaurante “Morning Glory”, recomendado por unos amigos y, en comida vietnamita, el mejor de la ciudad, nos adentramos en este lugar que parece sacado de un cuento. El casco histórico gira en torno al río Thu Bo, con casas a ambos lados con una arquitectura colonial que mezcla lo tradicional y lo antiguo.

Hoi An

Hoi An

El color que predomina en la ciudad es el amarillo, dándole un aire vintage. La ciudad es famosa por la fabricación de ropa y zapatos a medida, por sus artesanías y los farolillos que llenan de color las calles del casco antiguo.

Calle de Hoi An

Calle de Hoi An

Visitamos la Asamblea cantonesa o Quang Dong, uno de los más bonitos y espectaculares de la ciudad y contruida en piedra y madera en estilo cantonés – vietnamita. En su interior podemos apreciar un pequeño templo levantado para adorar al guerrero Quan Cong y a la diosa del mar Thien Hau.

Asamblea Cantonesa

Asamblea Cantonesa

Uno de los símbolos de la ciudad es el famoso “puente cubierto japonés” y su visita es gratuita. Antiguamente este puente unía el barrio chino con el japonés y cada extremo del puente está custodiado por un guardián, un mono y un perro, que representan el año en que comenzó a construirse y el año en el que fue terminado.

Puente Japones

Puente Japones

Hoi An es un lugar mágico donde lo mejor es pasear sin prisas por la orilla del río viendo como la gente va soltando los farolillos en el río pidiendo un deseo e incluso, un paseo romántico en una de las barcas.

Día 6: Cogemos un vuelo pronto por la mañana desde Da Nang a Hanoi para finalizar nuestro viaje recorriendo el norte del país: Hanoi centro, la Bahía de Halong y Sapa, pero esto os lo contaré en mi siguiente post porque hay mucho que ver.

 

Descarga la APP de magazinespain en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestras noticias de actualidad sobre famosos, moda y belleza. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias Relacionadas

Sapa

Vietnam, ¿estás preparado para descubrirlo? – Parte III

Viaje a Vietnam

Vietnam, ¿estás preparad@ para descubrirlo? – Parte I

Deja tu comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar